Sobrevive uno de los 13 obreros atrapados en una mina de carbón en EUA

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Estado de Virginia Occidental

4 de enero de 2006

4 de enero de 2006

Doce de los 13 obreros atrapados en la mina de carbón de Sago, cerca a Buckhannon, Virginia Occidental, fueron hallados muertos. Los trabajadores habían quedado atrapados desde el lunes (2) a las 06:40 hora local (13:40 UTC) luego de una explosión de gas metano. El único sobreviviente es Randal McCloy, quien se encuentra en estado crítico en el Ruby Memorial Hospital.

Horas antes, el júbilo se había apoderado de familiares y amigos de los obreros, pues se había dicho que 12 de ellos habían sido encontrados con vida. Incluso el gobernador de Virginia Occidental, Joe Manchin, le había dicho a la CNN que "de veras esperamos y rogamos por una rápida recuperación. No sabemos qué pudo haber pasado. Ha sido un accidente horroroso". Incluso el New York Post había puesto en su edición de la mañana del miércoles (4) la palabra "Alive!" ("¡Vivos!") impresa en letras de molde.

No obstante, de esa euforia inicial se pasó a la tristeza y a la indignación cuando nuevos informes de medios como la misma CNN y el diario USA Today, hablaban de la muerte de los obreros. Sam Lands, cuñado del minero Martin Bennet, dijo: "Todos están conmocionados. Pensé que me iba a desmayar. No lo podía creer. Nos han mentido a todos. Necesitamos respuestas". Hasta el gobernador Manchin tuvo que disculparse: "No puedo contarles algo más desgarrador que lo que he tenido que pasar en la vida". El tío del gobernador murió en una mina estatal en 1968.

El presidente de la International Coal Company, Ben Hatfield, les dio la mala noticia a los familiares de los obreros que se encontraban en la Iglesia Bautista de Sago. Posteriormente, en una rueda de prensa, culpó a los "errores de comunicación" por lo sucedido con la falsa y esperanzadora información dada horas antes, mientras que los familiares de las víctimas salían de la iglesia diciendo que Hatfield les "había mentido".

"Lo que sucedió es que, a través de las conversaciones por celular en la calle, parece que esa falta de comunicación del equipo de rescate bajo tierra con el comando central fue captada por varias personas... y fue difundida por celular sin que nosotros siquiera emitiéramos un comunicado. El International Coal Group nunca efectuó ningún comunicado acerca de que los 12 mineros estuvieran sanos y salvos, simplemente no podíamos confirmar eso en ese momento. Pero esa información se propagó como un incendio porque había provenido del comando central, aunque fue una mala información", declaró Hatfield a los medios en una difícil rueda de prensa.

No se conocen todavía las causas del fatal accidente.


Ver también

Fuentes


Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame
  • Compartir
  • Circle-icons-mail.svg
  • Facebook f logo (2019).svg
  • Twitter Logo.png
  • Compartir en LinkedIn
  • Digg icon.png
  • Newsvine.svg
  • Compartir en Reddit
  • Meneame favicon.png