Presidente de la Cámara de los Diputados de Brasil renunció

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

25 de septiembre de 2005

Brasil — El Presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Severino Cavalcanti, del Partido Progresista (PP), elegido por Pernambuco, renunció a su mandato este miércoles (21) . El cargo de presidente de la Cámara le corresponde temporalmente al 1er Vicepresidente, Diputado José Thomaz Nonô del Partido del Frente Liberal.

Con la renuncia, Severino Cavalcanti escapa de una posible casación, si fuera condenado en un eventual proceso en curso por quiebra de decoro parlamentaria, como prometían llevar adelante líderes de los partidos de oposición. Si fuera invalidado, Cavalcanti perdería sus derechos políticos y solamente podría disputar nuevamente una elección a partir de 2015.

La denuncia contra el presidente de la Cámara surgió por primera vez en la revista Veja, en la edición 1921 de 7 de Septiembre de 2005. El reportaje de la capa trajo acusaciones del empresario Sebastião Augusto Buani, dueño del restaurante Fiorella, que funciona dentro de la Cámara de Diputados. Buani dijo que para mantener en funcionamiento su restaurante en la Cámara, fue obligado a hacer pagos mensuales de R$ 10 mil para Severino Cavalcanti en 2002 y 2003, cuando el diputado ocupaba la primera-secretaría de la Casa.

La revista llamó los pagos de "mensalinho". Hubo un momento en que Buani negó el “mensalinho”, pero después se retractó y admitió su existencia. Buani dijo tener una deuda de R$ 120 mil, en prestaciones de alquiler atrasadas, con la Cámara de Diputados, porque usaba parte del dinero ganancia con sus restaurantes para pagar las mensualidades Cavalcanti.

De acuerdo con el empresario, que depuso en la Policía Federal , Severino Cavalcanti recibió un total de R$ 110 mil, entre 2002 y 2003.

Las declaraciones de Buani contra Severino fueron confirmadas, en testimonio a la Policía Federal, por tres operarios del restaurante. Ellos dijeron que entregaron sobres con dinero para el diputado en 2002.

Buani dijo que en una de las negociaciones que tuvo con el diputado Severino Cavalcanti, cuando este era primer secretario de la Cámara, él suscribió un documento que garantizaba la renovación del contrato del restaurante por un periodo de cinco años. Una copia de ese documento fue entregada a Vea y otra a la Policía Federal.

Sebastião Buani entregó a la Policía Federal una copia de un cheque del Banco Bradesco, por un monto de R$ 7,5 mil. El cheque, nominal, y pagado en 30 de julio de 2002, estaba dirigido a la secretaria de Severino Cavalcanti, Gabriela Kênia Martins.

Buani dijo que el cheque fue sacado de su cuenta personal y fue entregado por él personalmente a Cavalcanti en las dependencias de la Cámara.

Una experticia fue efectuada en el documento entregue por Buani y se concluyó que la firma del contrato tenía realmente las características de las firmas de Severino, pero que era imposible confirmarla con certeza, visto que el análisis fue hecho encima de una copia del documento y no en el original. La Cámara dijo que no consiguió encontrar el documento original.

Los líderes de los partidos de oposición se movilizaron para pedir la renuncia de Severino de la Presidencia de la Cámara y prometieron vaciar las sesiones en el plenario en caso que él continuara en el cargo. El abogado del diputado alegó que el cheque fue una donación de Sebastião *Buani para la campaña del hijo de Severino Cavalcanti a diputado provincial por Pernambuco, en 2002.

El documento y el cheque serán usados en el interrogatorio que la Policía Federal envió para el Supremo Tribunal Federal, el día 16 pidiendo una investigación contra el ex-presidente.

El discurso de Severino Cavalcanti

El diputado Severino Cavalcanti anunció su renuncia durante un discurso realizado en la Cámara de los Diputados.

Cavalcanti dijo que fue víctima de la élite, de la prensa y de una extorsión practicada por el empresario Sebastião Augusto Buani.

El diputado alegó que fue perjudicado en la defensa de su inocencia, a causa de las disputas políticas por la sucesión de la Presidencia de la Cámara de los Diputados.

Cavalcanti dijo que no fue elegido por un partido, ni por el gobierno. Habló sobre su actuación en el cargo de presidente de la Cámara. Contó sobre su lucha para mantener la independencia del Poder Legislativo en relación al Ejecutivo: "Como en casi todos los países del mundo, el Gobierno imponía sus deseos al Legislativo con la quiebra permanente de la independencia de los Poderes; la violación sistemática del calendario de las votaciones, por medio de las medidas provisionales, instrumento autoritario por lo cual el Gobierno sustituye el Parlamento en la elaboración de las leyes".

El diputado habló sobre su carrera política. Dijo que fue alcalde de João Alfredo, diputado provincial por siete mandatos, en un total de 28 años, para enseguida ser diputado federal por tres mandatos. Dijo que la votación prácticamente doblaba cada año y que en la elección de 2002 tuvo 22 mil votos.

Dijo también que promovió una amplia democratización interna de la Casa para tener una Cámara sin grupos privilegiados.

El diputado dijo que se quedó más pobre con la actividad política y pidió la otras personas para que hicieran una investigación en su vida para verificar.

Severino Cavalcanti dijo que volverá y que será absuelto por el pueblo.


Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame