Partido de Lula habría recibido dinero de las FARC

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Brasil
14 de marzo de 2005

14 de marzo de 2005
Brasil
Documentos de la agencia brasileña de inteligencia Abin dicen que el Partido de los Trabajadores habría recibido una donación de de las FARC por 5 millones de dólares para la campaña política de sus candidatos en 2002. Esta información fue relatada en un reportaje de la revista brasileña Veja, que circula esta semana.

Según la publicación, sus reporteros tuvieron acceso a documentos de la Abin que describen las relaciones entre el Partido de los Trabajadores (PT) y el movimiento guerrillero comunista armado FARC.

Partido de los Trabajadores

El Partido de los Trabajadores (PT) es el partido del gobierno y del presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva. El PT es un de los mayores partidos de izquierda de América Latina y actualmente el partido más fuerte y organizado de Brasil. Es el partido político brasileño que tiene la mayor y más activa militancia del país.

El principal documento, de número 0095/3100 del 25 de abril de 2002, dice que hubo, el día 13 de abril de 2002, en una chacra cerca de Brasilia, una reunión entre miembros del partido de izquierda PT y de las FARC, En la reunión, que duró 6 horas, había aproximadamente 30 personas, entre ellas el padre Oliverio Medina, uno de los representantes de las FARC en Brasil. En la reunión estaba presente también un agente encubierto de la Abin, que llevó notas de toda la reunión.

Según relato del agente, durante la reunión el padre Medina anunció que se realizaría una donación de 5 millones de dólares para la campaña electoral de políticos de su elección.

La agencia Abin tiene seis documentos que describen las relaciones entre el PT y las FARC. Tres de ellos dicen explícitamente que se realizó la donación en dinero de 5 millones de dólares para la campaña política de candidatos del PT. El dinero probablemente vendría de Trinidad y Tobago y llegaría hasta 300 empresarios brasileños que harían la distribución de este monto entre los comités del partido.

Otro documento dice que la operaria de la Cámara de los Diputados y ex-militante del partido comunista brasileño PCdoB, Maria de las Gracias da Silva, amiga personal del comandante Mauricio de las FARC, sería responsable por los encuentros con miembros de la FARC para lograr la distribución del dinero. Maria dijo al reportaje de la revista Veja: "Lo conozco [al comandante de las FARC] sí, ¿y qué? No articulé encuentro alguno."

Una conversación con tres agentes de la Abin y otros izquierdistas corroboran la tesis de que hubo encuentros entre las FARC y miembros del PT.

El militante Antonio Viana que estuvo en la reunión dijo: "Hablamos de todo, menos de dinero".

Según reportaje de la Radio Caracol de Colombia, que cita un informe del gobierno de ese país, las FARC invierte cerca de 476 millones de pesos por año en actividades en países extranjeros. Los representantes oficiales de las FARC responsables por ese trabajo son: [1] Luis Alberto Albán, Ovidio Salinas, Ricardo Morantes, Jairo Alfonso Lesmes, padre Oliverio Medina, Jesús Carvajalino y Liliana López. Medina sería el responsable de la intermediación entre miembros de partidos políticos en Brasil y las FARC.

El diputado Alberto Fraga (PTB) supo de la investigación de la Abin y denunció el esquema en un discurso hecho ante la Cámara. Además de eso intentó abrir una comisión para investigar el caso. Sin embargo, no consiguió apoyo alguno para la misma. El diputado del PT Luis Eduardo Grenhalg dijo que Fraga podría ser procesado por el gobierno si siguiera comentando el asunto, según Fraga. Grenhalg dijo que sólo sugirió a Fraga tener cuidado para no divulgar informaciones que no eran verdaderas.

El candidato José Serra llegó a insinuar la relación del PT con las FARC durante la campaña presidencial de 2002. Sin embargo, fue castigado por el tribunal electoral.

Presidente de Venezuela Hugo Chávez y Presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva. Los dos gobiernos fueron criticados por su implicación con las FARC. (Foto:Marcello/ABr).

El Partido de los Trabajadores emitió una nota oficial suscrita por el presidente nacional del partido José Genoino repudiando el reportaje de la revista y negando todos los hechos presentados. Parte de la nota dice:

(...) reiteramos que el Partido de los Trabajadores no tiene y jamás tuvo relaciones financieras con las Farc. Tampoco apoya, en el país vecino, cualquier salida para la larga situación de beligerancia vivida por los colombianos que no esté basada en un acuerdo democrático, pacífico y constitucional. El PT tiene una posición histórica contra el terrorismo de Estado o de grupos armados. En el más, son innumerables las pruebas de que la política del PT está marcada por el respeto a la auto-determinación de los pueblos y a la soberanía de las naciones, a partir de una política de no injerencia en los asuntos internos de cada país. En ninguna hipótesis aceptaríamos, por lo tanto, que nuestra vida política sufriera la interferencia de gobiernos o grupos extranjeros de cualquier origen.

La nota dice aunque el reportaje es irresponsable, que suministra hechos al lector sin evidencias o pruebas sustentables. También dice que el reportaje de la revista es desmentido cuando afirma definitivamente que no encontró indicios sólidos para afirmar que de hecho 5 millones de dólares salieron de las FARC y llegaron al PT.

La nota afirma que no es novedad el hecho de que el partido sea víctima de la explotación de ese tema. Que durante las elecciones presidenciales de 2002 el candidato del PSDB José Serra siguió ese mismo camino en su propaganda en la televisión y fue castigado por la justicia electoral porque su denuncia no tenía pruebas. De acuerdo con la nota, los documentos datan de 25 de abril de 2002, época en que el Presidente de la República era el señor Fernando Henrique Cardoso y muchos espías andaban como serpientes por el país a la busca de situaciones que pudieran impedir la libre victoria del pueblo brasileño de votar por cambios.

Esta es la segunda vez, este año, que un gobierno sudamericano es criticado por mantener relaciones con las FARC. Hace tres meses, Colombia y Venezuela enfriaron sus relaciones a causa de la prisión del canciller de las FARC Rodrigo Granda. Colombia acusó el gobierno de Venezuela de suministrar protección y apoyo a los guerrilleros de las FARC, mientras que Venezuela acusó Colombia de atentar contra su soberanía. Los dos países llegaron a un acuerdo solamente después de la intervención del presidente de Cuba Fidel Castro.

Esta también es la segunda vez en menos de un mes que un partido político sudamericano es acusado de implicación con las FARC. En febrero, autoridades paraguayas descubrieron el cuerpo de Cecilia Cubas Gusinky, de 31 años, hija secuestrada del ex-presidente de Paraguay Raúl Cubas en un agujero en Ñemby, a 29 km de la capital Asunción. Miembros del partido Patria Libre vivían en el lugar y son considerados los principales sospechosos. Osmar Martínez, que pertenece al partido, fue apresado. Según la policía él venía intercambiando e-mails con el "canciller" de las FARC Rodrigo Granda. Martínez dijo que mantiene una "relación fraternal" con las FARC.

La presencia de las FARC en Brasil

Una nota del Partido de los Trabajadores, de fecha 16 de Febrero de 2002 llamada "La verdad sobre sobre Colombia y las FARC - y el PT" procura esclarecer la relación del partido con las FARC. Dice parte de la nota:

El Partido de los Trabajadores no tiene vínculo alguno con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Junto con un centenar de partidos y movimientos de izquierda de América Latina (entre los cuales el PT, el PSB, el PPS y el PDT brasileños), las FARC forman parte del Foro de São Paulo. En el Foro, conviven organizaciones de perfil político ideológico bastante distinto. El Partido Socialista Chileno del presidente Ricardo Lagos, por ejemplo, participó de algunas reuniones. Todas estas organizaciones no están unidas por ningún lazo orgánico, pues el Foro es, justamente, un foro de debate, y no una estructura de coordinación política internacional.
En el pasado, sin embargo, hubo contactos de dirigentes de las FARC con políticos brasileños.

La nota critica también la decisión del gobierno anterior, de Fernando Henrique Cardoso, por el hecho de no reconocer diplomáticamente la guerrilla colombiana de las FARC. La nota critica también el apoyo del gobierno de los EUA a Colombia y afirma que con este apoyo el conflicto tiende a perdurar y ser más violento. En relación a las drogas, la nota afirma que el PT es enfático en el combate al narcotráfico. Sin embargo, dice haber "informaciones contradictorias" referentes a la implicación de las FARC con el narcotráfico.

El PT se niega a clasificar las FARC como organización terrorista. El partido justifica su decisión diciendo que así puede actuar como mediador en el conflicto.

La FARC es miembro participante del Foro de São Paulo desde 1990. La resolución final del I Foro de São Paulo, del 4 de julio de 1990, expresa su objetivo de avanzar \x{201C}propuestas de unidad de acción consensuales\x{201D}.

Raúl Reyes, comandante de las FARC, describió parte de las relaciones del movimiento con el partido durante una entrevista para el periódico brasileño Folha de São Paulo el 24 de agosto de 2003 [2]. En la entrevista, dijo que conoció al presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva por primera vez en San Salvador durante el Foro de São Paulo. El comandante de las FARC afirma que los principales contactos en Brasil están en el Partido de los Trabajadores (PT) y en el Movimiento de los Sin Tierra (MST), que también tiene contacto con intelectuales, padres, historiadores y periodistas, entre ellos Fray Beto (ex-acessor de Lula) y Emir Sader (escritor). En el reportaje también dijo que es falsa la noticia de que las FARC producen cocaína.

El traficante brasileño Luiz Fernando de la Costa, más conocido como Fernandinho Beira-Mar, fue apresado por el ejército colombiano en abril de 2001 en la ciudad de Maramduba, en Colombia. Con él también fue apresado uno de los líderes de las FARC, Acacio Medina, conocido como Niego Acácio —O Estado de São Paulo, 21 de abril de 2001.

Ya en territorio brasileño, en Brasilia, Beira-Mar fue interrogado por agentes de la DEA y habló sobre sus relaciones con la guerrilla colombiana. La grabación de la conversación fue pieza importante que permitió al gobierno de Estados Unidos de América solicitar la extradición de tres guerrilleros de las FARC y tres narcotraficantes brasileños. Los detalles de ese encuentro fueron publicados en la revista colombiana Cambio [3], [4], [5]

Según Beira-Mar él compraba 600 kilos por semana, por dos millones de pesos la coca de campesinos. Pagaba también a las FARC un millón de pesos por cada kilo procesado. Él también dijo que suministraba armas a la guerrilla colombiana.

Representantes de las FARC actúan en escuelas, sindicatos y universidades brasileñas divulgando el movimiento revolucionario [6].

En Agosto de 2001, representantes de las FARC, participaron de encuentro con miembros de la Juventud Socialista del PDT [7].

En 20 de marzo de 2002 en Ribeirão Preto fue creado un comité pro-FARC por el entonces secretario de deportes Leopoldo Paulino (PSB) en el gobierno del entonces alcalde Antônio Palocci Filho (PT), que es actualmente ministro de la economía del gobierno.[8]

En 2001, comandantes de las FARC fueron recibidos en Brasil por el entonces gobernador de Rio Grande do Sul Olivio Dutra (PT) [9], [10]. Los líderes de las FARC fueron honrados y aclamados durante el I Foro Social Mundial. Olívido Dutra es actualmente Ministro de las Ciudades de Lula. En la ocasión, diputados de la asamblea del Estado de Rio Grande do Sul protestaron. [11]

Prensa brasileña

La prensa brasileña ya publicó varios reportajes hablando sobre la relación entre las FARC y el Partido de los Trabajadores (PT). Ninguno de esos reportajes anteriores, sin embargo, fue tan contundente como el reciente reportaje publicado por la revista Veja, esta semana.

No obstante, la revista Veja aclara sobre la implicación del PT con las FARC que "no encontró evidencias para probar que el PT recibió dinero de las FARC". La revista no habla mucho sobre la participación de las FARC en el Foro de São Paulo, sobre la actuación de la organización en Brasil, ni describe otros hechos por liderazgos del PT con miembros de las FARC.

Miembros de las FARC se encuentran habitualmente con miembros del PT y de otros partidos de izquierda desde hace más de 12 años, según los encuentros realizados en el Foro de São Paulo. Antigua colaboración comprueba también la revista revolucionaria América Libre, cuyo consejo editorial está conformado por importantes militantes del PT y de partidos de izquierda brasileños, como Luis Eduardo Greenhalgh (PT), Fernando Morales, Emir Sader, Roberto Drummond, Gilberto Carvalho, Leonardo Boff, Rubens Paolucci Jr, João Pedro Stédile (líder del MST), Chico Buarque de Hollanda (cantante) entre otros. También forma parte del consejo editorial de la revista el comandante de las FARC Manuel Marulanda Vélez (Tirofijo). [12]. El presidente del consejo editorial de la revista fue Carlos Alberto Libânio Christo, más conocido como Fray Betto, ex asesor especial del presidente Lula.

Un asunto poco mencionado por los medios de comunicación brasileños es la actuación del Foro de São Paulo. El reportaje de la revista Veja de esta semana menciona "un debate con partidos políticos y organizaciones sociales de América Latina y de Caribe para discutir los efectos de la caída del muro de Berlín". Pero ella nunca menciona el nombre del encuentro: Foro de São Paulo. Raramente el nombre Foro de São Paulo es mencionado por alguna organización informativa brasileña.

Algunos periodistas ya llegaron a negar la existencia del Foro de São Paulo. Luiz Felipe de Alencastro escribió artículos para la propia revista Veja y es profesor de Historia de Brasil en la Universidad de París. También participó del Council on Foreign Relations (CFR). En 30 de octubre de 2002, durante una charla para ese organismo en Washington, un participante preguntó a Alencastro sobre el Foro de São Paulo. Alencastro respondió:"Es interesante. Vea usted, porque yo vivo, quiero decir, yo vivo ahora en Francia. Pero yo viví en Brasil durante 12 años. Y yo nunca oí hablar de ese Foro de São Paulo." [13]

Es posible encontrar fácilmente documentos que prueban la existencia del Foro de São Paulo [14], [15], [16]. El propio Partido de los Trabajadores menciona el Foro de São Paulo en sus documentos [17]. En el website de la Fundación Perseu Abramo, organización con lazos con el PT, se encuentra el discurso del Presidente Luiz Inácio Lula da Silva durante encuentro del Foro de São Paulo en La Habana, Cuba. [18].

Muchos periodistas brasileños son miembros activos de PT y de otros partidos de izquierda brasileños [19], [20]. En 2004, un grupo de ellos envió una propuesta al presidente brasileño Lula pidiendo la creación de un órgano fiscalizador de la conducta de la prensa brasileña. Ese órgano tendría poderes, según la propuesta, para censurar trabajos periodísticos considerados inapropiados y de anular el registro profesional a periodistas. [21], [22], [23], [24]. La propuesta fue considerada autoritaria por otros periodistas que se manifestaron contra enfáticamente. La ley no tuvo apoyo para su creación, a pesar de la presión ejercida por el gobierno, y por sectores periodísticos que apoyaban la propuesta [25].

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame
  • Compartir
  • Circle-icons-mail.svg
  • Facebook f logo (2019).svg
  • Twitter Logo.png
  • Compartir en LinkedIn
  • Digg icon.png
  • Newsvine.svg
  • Compartir en Reddit
  • Meneame favicon.png