Ordenan cierre temporal de la U. Nacional de Colombia por bloqueos

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

23 de noviembre de 2005

Bogotá, Colombia — Las directivas de la Universidad Nacional de Colombia ordenaron el cierre temporal del campus de la sede Bogotá a partir de las 22:00 del martes (22) (03:00 UTC del miércoles 23), mientras se solucione el problema de los bloqueos que desde el pasado 8 de noviembre han paralizado en su práctica totalidad las actividades académicas y administrativas.

En un comunicado, la Universidad expresa que "teniendo en cuenta que no existen condiciones de seguridad para que la Universidad pueda garantizar la integridad de los miembros de la comunidad académica y la preservación de los bienes de la Institución, la Dirección de la Universidad Nacional de Colombia ha dado la orden de desalojo y cierre temporal del Campus de la Sede Bogotá a partir de las 10 de la noche del 22 de noviembre de 2005. Inmediatamente se den las condiciones propicias, se convocará a los profesores con el fin de continuar las discusiones de los temas propios de la Universidad en un ambiente de libertad académica. Así mismo serán convocados los estudiantes con el propósito de que participen en las reflexiones y que culminen exitosamente el semestre académico en curso."

La comunidad académica inició los bloqueos para presionar la derogatoria del Acuerdo 037 de 2005 y de otras medidas que hacen parte de una reforma a la institución. Según los opositores, dicha reforma está encaminada a rebajar la calidad de la educación, así como a la fusión de facultades, la introducción del sistema de créditos, el cierre de los cursos electivos de lenguas extranjeras (salvo el inglés), el retiro forzoso de varios profesores, entre otras medidas. La Asamblea permanente ha propiciado el bloqueo pacífico de las facultades y de varios edificios administrativos, salvo la Rectoría, que se encuentra ubicada fuera del campus y que ha contado con la presencia de la Policía. La tarde del martes, una marcha con cerca de mil estudiantes se movilizó desde la plaza central hasta el edificio de la Rectoría, luego de enterarse de que el Consejo Superior Universitario iba a reunirse para tomar medidas ante la situación. No ha habido pedreas ni incidentes durante los bloqueos.

Según algunos estudiantes, apenas se dio la orden de desalojo y cierre, las directivas de la Universidad autorizaron el ingreso de la Policía, lo que pudo haber dado lugar a enfrentamientos en la noche del martes y la madrugada del miércoles con aquellos que se encontraban pasando la noche en el campus a fin de mantener los bloqueos.

El Rector Ramón Fayad había llamado al retorno a la normalidad académica el fin de semana anterior en un enérgico comunicado, en el que afirmó que "para efectos de la reestructuración de las Facultades y las Sedes, el Consejo Superior Universitario nombró una comisión que, después de un intenso estudio, formuló sus conclusiones. Como en cualquier trabajo de esta naturaleza, las sugerencias son polémicas y discutibles. La Rectoría ha insistido reiteradamente en que los análisis de la comisión son tan sólo un insumo más, que no desvirtúa el carácter prioritario de las propuestas elaboradas por las Facultades".

En contraste, Alejandro Franco, representante estudiantil, dijo la semana anterior que "esperamos que se de prioridad a la propuesta de las facultades, porque esa no era la condición antes de iniciar el movimiento (...). Una vez aprobado el estatuto general se les dio a las facultades un plazo de 120 días para ajustarse. Cuando entregaron su propuesta, la dirección académica de la sede de Bogotá y la dirección de la universidad dijeron que no era lo que se había pedido y cambiaron la propuesta por una reestructuración de toda la universidad que lleva a la fusión de las facultades".

Sobre los créditos, Fayad dijo que "universalmente los programas deben estar expresados en créditos. No es reducción de carreras. En ingeniería se fijaron 160 créditos, es decir 16 por semestre (10 semestres). Pero, si un joven puede tomar más de 16 créditos al semestre ¿por qué negárselo? Es el estudiante quien determina la duración de su carrera". A lo que Franco respondió así: "La reforma propone 160 créditos para carreras de cinco años y 128 para las de cuatro. Es un límite bajo y lleva a un recorte de siete a cuatro asignaturas en algunas carreras. Los créditos en la Unión Europea son entre 180 y 220, en México 350 y en España 220. Quedaríamos en condiciones inferiores y pone en riesgo la calidad".

La discusión sobre la reforma viene dándose desde hace cerca de dos años, cuando Marco Palacios Rozo asumión, en medio de una fuerte oposición, la Rectoría del alma mater. Palacios renunció en abril pasado por "motivos personales".


Reportaje original Este artículo incluye un reportaje periodístico original de un wikirreportero. Véase la discusión para más detalles.

Fuentes


Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame