Militares brasileños presionan contra la Comisión de la Verdad de Lula

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

31 de diciembre de 2009

Emílio Garrastazu Médici (1969-1974) gobernó durante el auge de la dictadura.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio "Lula" da Silva, aceptó modificar el decreto de la Comisión de la Verdad para investigar violaciones a los derechos humanos en la última dictadura militar del país. El mandatario tomó la decisión luego de que el ministro de Defensa, Nelson Jobim, y toda la cúpula de las Fuerzas Armadas presentaran sus renuncias, que fueron rechazadas.

El ministro de Justicia, Tarso Genro, aseguró que no hay "ningún pedido de renuncia ni ninguna controversia insanable" y afirmó que el Presidente brasileño está tranquilo y "lo va a resolver con su capacidad de mediación cuando vuelva de vacaciones".

Por su parte, el diputado Raul Jungmann, titular del Frente de Defensa parlamentario, explicó que había un acuerdo entre el Gobierno y los militares de que cualquier proyecto que afectara la amnistía tenía que afectar a los dos bandos principales de la época: las Fuerzas Armadas y la resistencia. Sin embargo, el decreto actual sólo investigaba a los militares.

"Desde el punto de vista militar, la crisis está solucionada, pero dejará secuelas porque se quebró la confianza", expresó Jungmann. También dijo que si Lula intenta modificar el texto, encontrará resistencia en Paulo Vanucci, ministro de Derechos Humanos de Brasil.

La última dictadura militar de Brasil comenzó en 1964, con el golpe de Estado contra el entonces presidente João Goulart y terminó en 1985. El Congreso Nacional siguió abierto hasta 1966, pero en la práctica, su poder era escaso. Asimismo, se estableció un sistema bipartidista, en el que el partido opositor no podía ser mayor que el oficialista, ya que aún había elecciones.

Durante el régimen, se establecieron métodos ilegales de represión como secuestros, torturas, desapariciones forzadas y asesinatos de opositores a la dictadura. Se estima que fueron 140 los llamados "desaparecidos políticos", aunque este número sólo cuenta a las víctimas relacionadas con actividades guerrilleras.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Compartir en Reddit Compartir en Menéame