Logran crear tejido parecido al humano con impresora 3D

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Impresión en 3D antecesora de la tecnología utilizada
Shaili Chibba / Wikimedia Commons

5 de abril de 2013
Científicos de la universidad de Oxford en Inglaterra utilizaron un nuevo tipo de impresora tridimensional (3D) construida por un egresado del Colegio Anglo Colombiano y han logrado recientemente sintetizar lo que es un material muy similar al tejido humano vivo.

Este nuevo material creado imita el comportamiento de las células en los tejidos, según lo menciona la edición de hoy de la revista Science. La creación de una "red de gotas" mediante esta nueva tecnología de impresión 3D podría utilizarse para construir bloques y como una nueva tecnología para administrar medicamentos, y además, podría reemplazar tejido dañado.

Este nuevo "tejido 3D" desarrollado por el estudiante de doctorado Gabriel Villar y sus colegas tiene la textura del caucho y se asemeja físicamente a los tejidos del cerebro y la grasa, indica el citado artículo; se fabricó usando una impresora tridimensional que eyecta minúsculas gotas de agua que contienen todos los ingredientes químicos y bioquímicos necesarios.

Está compuesto de miles de gotas de agua conectadas y encapsuladas con una capa de lípidos, puede además llevar a cabo algunas funciones de las células humanas. Las redes impresas, que permanecen estables por semanas, se ensamblan luego en una bandeja que se mueve para establecer la posición de cada gota expulsada.

"No estamos tratando de crear materiales que se parezcan exactamente al tejido humano, sino más bien estructuras que puedan tener las funciones del tejido", señaló Hagan Bayley, profesor del Departamento de Química de la Universidad de Oxford.

"Las estructuras podrían, en principio, emplear gran parte de la maquinaria biológica que permite un comportamiento complejo en las células y tejidos vivos".

Bayley, que encabeza el proyecto, explicó que "los impresores tridimensionales convencionales no sirven para crear estas redes de gotitas, así que construimos uno en nuestro laboratorio de Oxford".

"Hasta ahora, hemos creado redes de hasta 35 000 gotas pero el tamaño de la red que podemos hacer está limitado, en realidad, solo por el tiempo y el dinero", añadió. "Para nuestros experimentos usamos dos tipos diferentes de gotitas, pero no hay razones por las cuales no puedan usarse cincuenta o más tipos diferentes".

Aunque cada gota mide 50 micrones en diámetro (0,05 milímetros), esto es, cerca de cinco veces el tamaño de una célula viva, los expertos señalaron que es posible que puedan hacerse más pequeñas.

Ya que estas gotas son completamente sintéticas, no poseen un genoma y no se replican, por lo que no tienen los problemas que presentan otros métodos para crear tejido artificial, tales como las células madre.

Los beneficios que este nuevo material traería al sector salud, es que pueda usarse en aplicaciones como la administración controlada de medicamentos, y a largo plazo se espera integrar la tecnología con los tejidos vivos para reparar o fortalecer órganos deteriorados.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame