La oposición se retira de las elecciones legislativas en Venezuela

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Wikipedia
Wikipedia tiene información enciclopédica sobre Elección Parlamentaria de Venezuela (2005).

3 de diciembre de 2005

Los principales partidos de oposición venezolanos (Acción Democrática, Copei, Proyecto Venezuela y Primero Justicia) anunciaron esta semana que no participarán en los comicios legislativos programados para este domingo 4 de diciembre. La "falta de garantías" es el motivo.

Según Henry Ramos, secretario general de AD, las llamadas máquinas "captahuellas", que como su nombre indica registran las huellas digitales de los votantes, permiten conocer a los organismos electorales cuál fue la elección hecha por el ciudadano, como lo demostraron técnicos en informática en los últimos días, ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) y los observadores internacionales. Fuera de eso, Ramos denunció que el acceso al software que registra los votos y al censo electoral está restringido a los opositores y a los observadores.

El presidente Hugo Chávez reaccionó diciendo que la actitud de la oposición "tiene que ver con un plan de los que quieren evitar que este exitoso proyecto transformador, unificador, tenga éxito. Es el intento de sabotaje político. Es el intento de alterar la buena marcha política, social, económica y no lo van a lograr".

Más radical fue el vicepresidente José Vicente Rangel: "¿AD se retiró de las elecciones? Muy bien, que se vayan al carajo". Agregó que AD carecía de apoyo electoral: "En último término, el problema es de votos, ellos saben que están derrotados porque ellos ven las encuestas también, porque las encuestas dicen que si participan van a tener una pobre representación; en cambio los que quieren participar saben que tiene mayor posibilidad".

Aunque otros partidos opositores como el Movimiento al Socialismo sí participarán en las elecciones, este incidente extiende un manto de duda sobre las mismas.

"Con esto no va a ser posible ocultar el nivel de participación en las calles, porque el domingo se podrá ver si la gente acude o no a las mesas y eso es muy fácil de revisar con cámaras de televisión. Podrá haber mesas llenas de militantes, pero hay un país entero y los medios tienen la potestad de vigilar", declaró el analista Alberto Garrido.

El viernes por la noche, Chávez se dirigió a la nación. En la alocución, acusó a los grupos más radicales de la oposición de generar "violencia" antes de los comicios. En Fuerte Tiuna, una guarnición de Caracas, dos explosivos fabricados de forma casera explotaron sin causar víctimas aunque sí ocasionaron daños materiales. No obstante, Chávez no presentó pruebas que incriminaran a la oposición en el hecho, aunque sí atacó a Estados Unidos: "si al imperio se le ocurre invadirnos, le responderemos con contundencia". Además, le ordenó a la Fuerza Armada Nacional permanecer "alerta y dispuesta" en caso de "cualquier agresión o intento de ella".

El llamado boicot opositor y el llamado de algunos sectores a la abstención al parecer no ha alterado la vida del venezolano promedio. En Caracas la situación parecía normal, a pocas horas de los polémicos comicios.

Aspectos técnicos

A principios de la semana, en reunión de partidos políticos con el Consejo Nacional Electoral (CNE) y observadores internacionales, técnicos de la oposición mostraron como las máquinas de votación guardan los votos en orden de emisión, cosa que había sido negada por las autoridades del CNE. El CNE utiliza además otros dos dispositivos que guardan el orden de en el que los votantes participan en la elección y el CNE aceptó eliminar uno de ellos, pero según los partidos políticos de oposición no existen garantías suficientes sobre el secreto del voto. Por otra parte, como tampoco tienen acceso a los detalles de conteo de votos sino únicamente a los totales regionales. afirmaron que el CNE podía igualmente mentir sobre la totalización como la había hecho con el orden de los votos.

La Constitución venezolana exige que dos terceras partes de los parlamentarios nombren las autoridades del CNE. Al no lograr ponerse de acuerdo, fue el Tribunal Supremo de Justicia, con veinte de treinta miembros nombrados únicamente con votos de partidarios del gobierno, el ente que nombró a las autoridades electorales.

Según representantes del CNE el retiro de candidatos de oposición no es significativo debido a que la mayoría de los candidatos se mantuvieron para la elección.

En opinión de observadores internacionales el retiro de los partidos de oposición es una opción política legítima, pero no pone en duda la legitimidad del proceso de elección.


Fuentes


Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame