La VII cumbre ASEAN-Europa anfronta la crisis financiera

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

25 de octubre de 2008

Pekín, China — Ayer dio comienzo en Pekín, en el Gran Palacio del Pueblo, la VII Cumbre Asia-Europa en la que 43 países de ambos continentes se reunieron para tratar la crisis financiera global y fijar posiciones respecto a la reunión a celebrar en Washington el próximo 15 de noviembre.

En la apertura, el presidente chino, Hu Jintao señaló que "la crisis financiera global ha incrementado claramente las incertidumbres y factores de inestabilidad en el desarrollo de la economía china". El primer ministro chino, Wen Jiabao, presidió la primera sesión.

El comunicado de la primera jornada resalta que la cumbre se manifiesta por "emprender una reforma eficaz y completa de los sistemas internacionales financiero y monetario". Así se señaló la necesidad de una reforma urgente del Fondo Monetario Internacional y que éste asista "a los países gravemente afectados por la crisis".

El presidente de turno de la Unión Europea, Nicolas Sarkozy, señaló la necesidad de que Europa presenté "un rostro común, con propuestas reflexionadas y preparadas en común", y pididó a Asia "que apoye este esfuerzo, para que el 15 de noviembre podamos decir juntos al mundo entero que las causas que han producido esta crisis sin precedentes no volverán a repetirse". Por la Unión Europea no pudo asistir el Reino Unido

La canciller de Alemania, Angela Merkel, valoró como muy positivas las acciones que puede emprender China para contribuir a la resolución de la crisis, y el presidente del gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió mecanismos de supervisión del FMI y que refuerce su papel en la ayuda financiera a las economías emergentes.

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, avisó del peligro del proteccionismo o las políticas locales para salvar la crisis.

China, anfitriona del acto y con un potencial de crecimiento económico de los más altos del mundo, pidió cooperación internacional y se mostró partidaria de la celebración de la cumbre en Estados Unidos para fijar estrategias comunes.

Previo a la reunión, China, Japón, Corea del Sur, y los miembros de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN), fijaron posturas y anunciaron la creación de un fondo de 80.000 millones de dólares para el primer semestre de 2009 al que podrán acudir los países para dotarse de mecanismos conjuntos de acceso a divisas extranjeras, combatir la crisis y mantener un sistema coordinado de vigilancia regional de la situación. "Acordamos fortalecer el rol de Asia mediante la participación agresiva en la colaboración internacional a través de sistemas de cooperación multilateral y de acelerar la cooperación para completar la creación de un fondo para la primera mitad del año", señaló el comunicado de la mañana tras la reunión.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame