Líder de la Junta Militar birmana se reunirá hoy con enviado especial de las Naciones Unidas

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cientos de monjes han desaparecido de las calles de Rangún.

Rangún, Birmania
2 de octubre de 2007

2 de octubre de 2007
Rangún, Birmania
El enviado especial de la ONU, Ibrahim Gambari, podrá reunirse hoy con el jefe de la Junta Militar de Birmania, Than Shwe, para exhortarlo a poner un fin a la sangrienta represión contra manifestantes en pro de la democracia.

Ibrahim Gambari, el enviado especial de las Naciones Unidas, ha permanecido en Birmania desde el sábado, y finalmente recibió una cita para reunirse hoy con el general Than Shwe, en Naypyitaw, la nueva capital de la junta militar.

El diplomático ya se reunió en Naypyidaw con el Primer Ministro, teniente general Thein Sein, y con los Ministros de Información y Cultura. Poco antes de viajar a la selva, Gambari pudo reunirse una hora con la líder de la oposición y premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, que ha estado bajo arresto en su domicilio de Rangún durante casi doce de los últimos dieciocho años.

El jefe militar Shwe, experto en guerra psicológica, hizo esperar dos días a Gambari para formular el anuncio. Se estima que el encuentro se celebrará en Naypyidaw, la nueva capital situada en la selva, 300 kilómetros al norte de Rangún; en esta última es donde se han centralizado las mayores protestas contra el régimen militar.

Las protestas que reunieron a más de cien mil personas sólo en Rangún han sido duramente reprimidas. De los más de mil monjes que iniciaron las movilizaciones en agosto, sólo unos pocos continúan en las calles. Se cree que unos 300 han sido detenidos y que el resto se encuentra recluido en los monasterios, bajo vigilancia militar.

Según la Junta Militar, los incidentes han causado hasta ahora unos quince muertos, entre monjes y civiles, pero se cree que la cifra es mucho mayor. Ayer aparecieron los cuerpos de varios monjes en el río que cruza la ciudad de Rangún.

En 1988, al menos 3.000 personas murieron cuando los generales aplastaron un reclamo por el retorno de la democracia. Los generales accedieron luego a celebrar elecciones. Ganó el partido de Aung San Suu Kyi, pero el gobierno militar anuló poco después el proceso.

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame
  • Compartir
  • Circle-icons-mail.svg
  • Facebook f logo (2019).svg
  • Twitter Logo.png
  • Compartir en LinkedIn
  • Digg icon.png
  • Newsvine.svg
  • Compartir en Reddit
  • Meneame favicon.png