Irán ignora demandas de transparencia por parte de la AIEA

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Sede de la AIEA en Viena, Austria.
Thjurexoell

16 de septiembre de 2008

Teherán, Irán — Tras el pedido de transparencia ayer por parte de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Irán decidió que no respondería a "las afirmaciones" sobre su programa nuclear ni cooperaría con dicha agencia.

Según informes de la AIEA, el país islámico sigue enriqueciendo uranio. Funcionarios de la ONU han estimado que dentro de dos años Irán sería capaz de fabricar una bomba atómica en caso de que obtuviera más uranio. De acuerdo a la AIEA, Irán ya ha enriquecido débilmente 480 de los 1.700 kg necesarios para fabricar una bomba atómica.

[La AIEA] no debe contar con que Irán responda a cualquier afirmación.
— Allaedin Borujerdi, jefe de la Comisión Parlamentaria
de Relaciones Exteriores

La medida iraní expone al país a ser objeto de nuevas sanciones, decisión que sería bien acogida por Estados Unidos y Francia. No obstante, la República Popular China informó su negativa a nuevas sanciones a Irán afirmando que el estancamiento en relación al programa nuclear de Irán no se resolverá con más sanciones. Este martes, el representante de la cancillería china, Jiang Yu, dijo que el diálogo entre el AIEA e Irán podría resolver el problema de una mejor forma que las sanciones.

Pero la delegación de Francia declaró que no tendría "otra opción sino trabajar, en los días y semanas venideras, en una nueva resolución de sanciones del Consejo de Seguridad" tras encontrarse extremamente preocupados por los informes. La delegación estadounidense también fue severa al amenazar con nuevas sanciones.

En su más reciente informe, la AIEA alegaba que los "supuestos estudios" sobre la militarización del programa nuclear iraní no dieron "progresos sustanciales". Los representantes iraníes en la AIEA tildaron estos documentos como "afirmaciones sin fundamento".

La AIEA también se lamentaba por la nula cooperación iraní para con las inspecciones, sin la cual se ve imposibilitada de certificar que el programa nuclear siga los objetivos civiles sostenidos por la delegación iraní.

La situación se ha visto agravada tras un reciente informe del Instituto para la Ciencia y la Seguridad Internacional (ISIS), cuyos resultados revelaron que las centrifugadoras de enriquecimientos en Irán estarían funcionando a un 85% de su capacidad.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame