Irán desafía a la UE y reanuda su programa nuclear

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

1 de agosto de 2005

La decisión de Irán de reanudar sus actividades nucleares se produce tras haber lanzado un ultimátum a la Unión Europea (UE) para que presentara su plan de incentivos económicos, a lo que esta se ha negado argumentando que el plazo pactado para la presentación de este plan es hasta el 7 de agosto.

La UE, encabezada por el grupo conocido como E-3 (Reino Unido, Francia y Alemania) ofreció a Irán la puesta en marcha de un plan de incentivos económicos a cambio de la suspensión del programa nuclear del país, programa que estuvo oculto durante 18 años. El pasado sábado Teherán lanzó un ultimátum a la UE exigiendo que fuera presentado el plan de incentivos económicos, o de lo contrario este mismo lunes reanudarían su actividad nuclear. Ante estas declaraciones desafiantes de las autoridades iraníes, la UE advirtió que la reanudación del programa nuclear será "inútil y perjudicial" para Irán y comunicaron a las autoridades iraníes que el plan estará listo para la fecha ya fijada, el 7 de agosto.

Al conocer la negativa de la UE de presentar el plan antes del 7 de agosto, Irán ha decidido este lunes volver a activar su programa nuclear, poniendo en funcionamiento la planta nuclear de Isfahan.

El gobierno de Teherán asegura que su actividad nuclear tiene fines exclusivamente civiles, mientras que la UE y los Estados Unidos temen que su destino sea la creación de armamento nuclear.

Consecuencias

La decisión de Irán podría tener consecuencias para el país a través de sanciones por parte del Consejo de Seguridad de la ONU. El OIEA (Organismo Internacional de la Energía Atómica) es el encargado ahora de analizar la situación y decidir si el caso se envía al Consejo de Seguridad, donde EE. UU. lleva desde hace tiempo reclamando acciones contra Irán.

Reacciones

Por su parte, Rusia ha pedido a la comunidad internacional que no se tomen medidas sancionadoras contra Irán por la reactivación de su programa nuclear. El Jefe de Asuntos Exteriores ruso considera que "Irán no ha violado ninguna de sus obligaciones internacionales sobre no proliferación de armas nucleares" ya que Irán tiene "derecho a desarrollar energía nuclear con fines pacíficos, incluido la fabricación de combustible nuclear".

El representante ruso ha añadido que imponer sanciones a Irán no sería conveniente ya que podría conducir a una situación de relaciones como la que actualmente existe entre EE. UU. y Corea del Norte, y confía en que no se lleve el asunto al Consejo de Seguridad de la ONU.

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame