Inicia con fumata negra el segundo cónclave del siglo XXI

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bandera de Vaticano
Vaticano
Ubicación de Vaticano
Otras noticias de Vaticano
El-Wikinews-logo.svg
Fumata negra del pasado cónclave de 2005. En esta ocasión tanto la intensidad del color como la densidad del humo se ha incrementado considerablemente para evitar posibles dudas.
Vdp/Wikimedia Commons

12 de marzo de 2013

Ciudad del Vaticano — Hoy ha dado comienzo el cónclave que elegirá al 266º papa de la Iglesia católica tras la renuncia de Benedicto XVI el pasado 28 de febrero. Los cardenales se encerraron en la Capilla Sixtina durante la tarde y tras una primera votación, la fumata negra anunció que ninguno de los cardenales había obtenido los dos tercios de los votos necesarios para ser elegido papa.

Los cardenales concelebraron esta mañana la misa Pro eligendo Romano Pontifice en la Basílica de San Pedro situada en la Ciudad del Vaticano, en la que pidieron "que el Señor conceda pronto a la Iglesia otro buen pastor”. Ya por la tarde, los 115 electores se encerraron en la Capilla Sixtina, en la que tienen lugar las votaciones y donde están completamente aislados del exterior para evitar filtraciones y que los cardenales se vean influídos.

Tras varias horas, el resultado del escrutinio se conoció a las 19:41 (18:41 UTC) a través del humo que salió por una chimenea instalada en el tejado de la capilla, cuyo intenso color negro no dejaba lugar a dudas de que la votación había terminado sin éxito. Este año, y para evitar la confusión de cónclaves anteriores, se han usado dos estufas: una donde se queman las papeletas de los votos y otra que produce humo negro o blanco mediante compuestos químicos (si el humo es de color blanco significa que se ha elegido un papa y lo contrario en caso de que sea de color negro).

A partir de mañana se sucederán dos votaciones por la mañana y dos votaciones por la tarde hasta que alguno de los cardenales obtenga el número de votos necesarios. Si pasados tres días nadie fuese elegido papa, se destinaría un día a la reflexión y a la jornada siguiente se reanudarían las votaciones. La duración de este cónclave, sin embargo, se espera que no supere los cuatro días.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes


Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame