Indígenas linchan a 4 policías en Potosí, Bolivia

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bandera de Bolivia
Bolivia
Ubicación de Bolivia
Otras noticias de Bolivia
El-Wikinews-logo.svg

26 de mayo de 2010

Un grupo de aymaras y quechuas lincharon y mataron a cuatro policías en la comunidad Saca Saca, en el municipio Uncía del departamento de Potosí, en Bolivia. Las víctimas, que posiblemente fueron atacadas la noche del pasado domingo, eran acusadas por las comunidades por extorsión.

Los líderes indígenas de la región decidieron no entregar los cuerpos de los policías ni informar sobre su paradero hasta que se aclare sobre el asesinato hace unos meses de siete pobladores del lugar y por la desaparición de siete vehículos.

Los fallecidos son los cabos Esteban Alave Arias y Rubén Cruz Arequipa; el suboficial Nelson Alcócer Cazano, y el policía Miguel Ramos Pañuni. Todos ellos eran miembros de la Dirección de Prevención de Robo de Vehículos (Diprove) del vecino departamento de Oruro.

En La Paz, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Miguel Vázquez, confirmó que "hay denuncias de que (los policías linchados) estaban extorsionando y estaban realizando operativos al margen" de la ley, y explicó que ninguna autoridad pudo entrar a Uncía para ver los cadáveres.

Luego de una reunión ocurrida esta tarde, los jefes de los pobladores originarios aseguraron: "No hemos matado policías, hemos hecho morir a ladrones disfrazados de policías", según difundió la radio Erbol.

Radiografía del lugar

La zona donde se produjo el hecho se usa comúnmente para el contrabando de vehículos usados hacia Bolivia desde Chile. Según los pobladores, los policías suelen cobrar entre 200 y 1.000 dólares como soborno para permitir el comercio ilegal.

Es una región a 341 kilómetros al sur de La Paz, habitada por cinco ayllus (comunidades indígenas): Karacha, Aymaya, Layme, Puraca y Jucuma. Cada comunidad tiene entre 8.000 y 10.000 habitantes. Varios de ellos se movilizaron para impedir la recuperación de cuerpos.

Los habitantes de los ayllus están armados y protagonizaron años atrás conflictos por tierras. Enfrentamientos entre los "ayllus Guerrero" de Potosí dejaron 57 fallecidos entre 2000 y 2001.

En Bolivia, varios gobiernos han intentado pacificarlos. Según el viceministro Vázquez, la prioridad para el Gobierno es "pacificar" y "tranquilizar" a la población de Uncía, de donde hoy ha salido la unidad policial que allí había para evitar más conflictos.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame