Fiscalía de Colombia ordena arresto de militares involucrados en masacre de policías

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Bogotá, Colombia
2 de junio de 2006

2 de junio de 2006
Bogotá, Colombia
El Fiscal General Mario Iguarán ordenó la captura de ocho militares involucrados en la muerte de diez policías, miembros de un cuerpo élite antinarcóticos de la Dirección Nacional de Policía Judicial (DIJIN), y un civil, al parecer un informante, el pasado 21 de mayo en la localidad de Jamundí, Valle del Cauca, al occidente del país.

Iguarán afirmó en rueda de prensa este jueves (1) que lo sucedido ese día "no fue un error, fue un crimen, fue un acierto, pero un acierto criminal. Tienen nuestros científicos, investigadores y fiscales un material probatorio, una evidencia, una información legalmente obtenida que nos permite afirmar que los hechos no guardan relación ni directa, ni próxima, ni sustancial con una tarea militar legítima. Vamos a hacer la imputación, en las 36 horas siguientes, por homicidio agravado en concurso homogéneo y vamos a pedir la medida de aseguramiento de privación de la libertad sin excarcelación". Una de las hipótesis, según Iguarán, "es que se trataba de un mandado al narcotráfico, hipótesis que estamos manejando con algunos, por no decir que con bastantes elementos".

Los detenidos son el coronel Byron José Carvajal, el teniente Harrison Castro Aponte, el sargento viceprimero Jaime Humberto Montenegro y los soldados Carlos Fernando Erazo, Luis Eduardo Carvajal, Nelson Enrique David, José Alfredo Porras y José Heyner Peñaranda Díaz. En total hay 28 implicados por los hechos. El Fiscal añadió que cabía la posibilidad de ordenar más capturas y que los primeros indicios hacían suponer que se trató de "una emboscada". Según algunos medios, Carvajal y un narcotraficante conocido como alias el indio William son los "hombres clave" en la investigación.

Inicialmente las autoridades habían afirmado que se trataba de "fuego amigo" y, por tanto, un error militar, pero a medida que avanzaron las investigaciones preliminares surgieron las primeras dudas. El vicepresidente Francisco Santos declaró a Caracol Radio: "Me parece muy grave primero porque fue a plena luz del día; segundo porque los señores iban identificados; tercero porque no fue Guaitarilla en un lugar apartado, sino a 500 metros de una carretera; cuarto porque no quedó ni un sobreviviente. No podemos quedarnos con la duda de qué pasó y las sanciones deben llegar a los niveles más altos".

En su momento, el general Mario Montoya Uribe, comandante del Ejército, justificó a sus hombres afirmando que se encontraban en la zona persiguiendo a guerrilleros de las FARC: "la tropa no estaba esperando que pasara un grupo o que llegue un grupo, estaba desplegada en la parte alta y la tropa reacciona ante una situación que se presenta en la parte baja". Por su parte, el general Jorge Daniel Castro, director de la Policía Nacional, dijo que "los agentes estaban en una operación encubierta antidrogas y habían salido de Bogotá", mientras que el general Óscar Naranjo, de la DIJIN, declaró: "cuando estas unidades especiales van a realizar un procedimiento a campo abierto, se recurre a un uniforme que consiste básicamente en una chaqueta de identificación policial y una gorra que también identifica a la institución".


Fuentes


Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame
  • Compartir
  • Circle-icons-mail.svg
  • Facebook f logo (2019).svg
  • Twitter Logo.png
  • Compartir en LinkedIn
  • Digg icon.png
  • Newsvine.svg
  • Compartir en Reddit
  • Meneame favicon.png