España: condenan a tres de los principales sospechosos del 11-M

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Placa en memoria de las víctimas.

31 de octubre de 2007

Madrid, España — La justicia de española condenó a casi 40.000 años de prisión a tres de los ocho mayores sospechosos de los atentados del 11 de marzo de 2004, ataque atribuido a Al Qaeda y que causó 191 muertos y 1.841 heridos.

Los sospechosos condenados son Othman El-Gnaoui, un responsable de la célula terrorista, Jamal Zougam, autor de una de las explosiones, y José Emilio Suárez Trashorras, confidente de la policía española y suministrador de los explosivos. La Audiencia Nacional de España condenó a los dos primeros a 40.000 años de prisión, mientras que Suárez Trashorras fue condenado a 35.000 años luego de tomarse en cuenta la atenuante de que el acusado padecía de "anomalía psíquica".

No obstante, en una decisión sorpresiva, el tribunal decidió absolver a Rabei Osman, "El Egipcio", acusado de ser el autor intelectual del atentado; Youssef Belhadj, por quien la fiscalía pedía 39.000 años de prisión – acusado de ser un autor intelectual y de ser el principal portavoz de la red terrorista en Europa – fue condenado a 12 años por la pertenencia a la red. Lo mismo se aplicó a Abdelmajid Bouchar, acusado de ser autor material y cuyas huellas fueron encontradas en una casa donde crearon los explosivos, y quien fue condenado con 15 años de prisión por la pertenencia a la red.

El marroquí Hassan Al Haski, sospechado de ser la mente tras los atentados, fue solamente condenado a 15 años de prisión; el último sospechoso principal y confidente de la policía, Rafa Zouhier, y quien habría actuado en la entrega de explosivos, fue sentenciado a 10 años.

La Audiencia Nacional también decidió absolver a Antonio y Carmen Toro, relacionados con Trashorras, y otros acusados – Emilio Llano, Mohamed Moussante, Javier González Díaz e Iván Granados – también fueron absueltos.

El Presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, declaró que "hoy se ha impartido justicia, y sobre esta justicia tenemos que seguir adelante fortaleciendo la conviviencia", quien también felicitó a la justicia por su labor. Sin embargo, el opositor Mariano Rajoy manifestó que el veredicto no cierra el caso "ya que los acusados como inductores o autores intelectuales, en los términos que utiliza la sentencia, no han sido condenados como tales".

Esa mañana del 11 de marzo de 2004, 10 bombas explotaron en cuatro trenes llenos de trabajadores, oficinistas y estudiantes que se dirigían a la Estación Atocha, dejando 191 muertos y 1.841 heridos.

En total, 309 testigos y 71 expertos han comparecido en el juicio, que ha quedado concluido hoy.

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame