Equipo chileno de fútbol sub-20 se ve envuelto en confuso incidente con la policía de Toronto

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

19 de julio de 2007

19 de julio de 2007

La selección chilena de fútbol sub-20 fue agredida por parte de la policía de Toronto, Canadá en un confuso incidente donde terminó con nueve jugadores detenidos y otros más con heridas de diversa consideración debido al accionar de los efectivos de seguridad, quienes dieron golpes eléctricos y patadas a los jugadores.

Este hecho se desarrolló tras el partido por las semifinales del Mundial de fútbol de la especialidad, en el que el seleccionado argentino derrotó 3 a 0 a la "Rojita", con un arbitraje cuestionado por los chilenos, ya que en las repeticiones de las jugadas mostraban como los argentinos, según los chilenos, "simulaban las faltas o magnificaban las mismas". Mediante este proceso, "el equipo argentino habría logrado expulsar a un jugador y producir que el equipo chileno tuviera bastante jugadores amonestados".

Esta situación produjo la frustración del equipo chileno, que tuvo reacciones encontradas al final del partido, sobre todo con Stark, el árbitro del encuentro.

Tras el encuentro, según la versión de los jugadores, se acercaron a la barra chilena que se encontraba esperándolos para saludarlos tras la derrota y darles ánimo, a lo cual la policía comenzó a repeler los jugadores usando bastones eléctricos, gas pimienta y esposando a los jugadores para llevarlos al camarín del Estadio Nacional de Toronto, donde estuvieron retenidos cerca de 3 horas. La liberación se produjo mediante las gestiones del Presidente del Fútbol Chileno, Harold Mayne-Nichols, y el cuerpo técnico de la selección.

Tras el incidente, los jugadores quedaron muy resentidos por el exceso de la fuerza utilizada por las fuerza policíacas, siendo el más afectado el jugador Gary Medel, quien había sido expulsado a los 16 minutos del encuentro. Este jugador evidenciaba claros signos de molestar físico cuando habló con los medios, indicando que usaron dispositivos eléctricos en sus piernas y le propinaron puntapiés en el suelo tras quedar inconsciente.

Reacciones

La prensa chilena ha criticado el actuar de la policía ya que sólo a los periodistas de Chile se les negó la salida del estado a la sala de prensa, convirtiéndose en testigos mudos del actuar policíaco. Las primeras informaciones que llegaron al país fueron sumamente confusas, siendo informadas por los noticiarios como extras y especiales cerca de las 23:00 horas (03:00 UTC) y siendo ampliada en los sitios web de los canales de televisión y periódicos en Internet.

Tras conocido y confirmado los hechos por imágenes captadas por algunos canales de televisión, el gobierno, mediante el Ministro de Relaciones Exteriores, Alejandro Foxley, declaraba al día siguiente que Chile enviaría una nota de protesta diplomática y pediría una investigación contra la policía de la ciudad, para aclarar los hechos que rodearon el hecho.


Reportaje original Este artículo incluye un reportaje periodístico original de un wikirreportero. Véase la discusión para más detalles.
Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame
  • Compartir
  • Circle-icons-mail.svg
  • Facebook f logo (2019).svg
  • Twitter Logo.png
  • Compartir en LinkedIn
  • Digg icon.png
  • Newsvine.svg
  • Compartir en Reddit
  • Meneame favicon.png