Encuentran evidencia de que la élite maya residió en Teotihuacán

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bandera de México
México
Ubicación de México
Otras noticias de México
Wikinoticias Mexico.svg

23 de septiembre de 2018

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México dio a conocer este sábado (22 de septiembre) nuevos hallazgos que apuntan a que la élite de la cultura maya, originaria del sur del país y de Centroamérica, residió en la ciudad de Teotihuacán, localizada al norte de la Ciudad de México. La evidencia confirma una relación entre ambas civilizaciones pese a estar separadas por alrededor de 1300 kilómetros de distancia.

Animal Político reporta que los hallazgos se realizaron en la Plaza de las Columnas de Teotihuacán, ubicada entre las pirámides del Sol y la Luna, al oeste de la Calzada de los Muertos. En ese lugar, el equipo liderado por Saburo Sugiyama, Verónica Ortega Cabrera, Nawa Sugiyama y William Fash encontró restos de un mural y fragmentos de cerámica. En el caso del mural, pese a no estar reconstruido aún, por la presencia de glifos mayas y otras características Saburo Sugiyama asegura que es obra de un artista "que conocían a la perfección la iconografía de las Tierras Bajas del Sur maya".

Los arqueólogos implementaron desde hace cuatro años el proyecto Plaza de las Columnas, tratando de dilucidar el origen del urbanismo de la ciudad prehispánica. En 2016, se anunció el rescate de quinientos fragmentos de pintura mural, muchos con estilo maya. En un comunicado del INAH, Sugiyama afirmó que los nuevos hallazgos "nos permite afirmar la presencia de las élites mayas en Teotihuacán, y que ésta no fue periódica y con fines rituales, sino permanente".

"Es probable que los artistas que hicieron estos murales, y los funcionarios mayas de más alto rango político, habitaran en un edificio al norte de dicho montículo", añadió. En ubres como Tikal, textos epigráficos hacían referencia al contacto entre las culturas maya y teotihuacana alrededor del siglo IV de nuestra era. No obstante, "poca evidencia de la misma se había encontrado en la gran metrópoli del Altiplano mexicano", expresó el INAH.

Aunque no está del todo definido, la Plaza de la Columnas abarca aproximadamente trecientos metros de longitud y 250 de ancho. También cuenta con tres montículos piramidales que superan los quince metros de altura. Las investigaciones en esta área las realizan el INAH en colaboración con las universidades estadounidenses de George Mason, Harvard y la Estatal de Arizona, así como con la japonesa de la Prefectura de Aichi.

Noticias relacionadas

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Enlaces externos

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame