El presidente depuesto de Honduras comienza retorno a su país

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El presidente Zelaya emprendió vuelo hacia Honduras con la esperanza de poder "ejercer sus derechos en forma pacífica".

5 de julio de 2009

Washington DC, Estados UnidosManuel Zelaya, el presidente que fue depuesto en Honduras tras un golpe de estado, comenzó su retorno a Honduras desde Washington. Se preve que el mandatario llegue a espacio aéreo hondureño hacia las 22:00 (UTC).

El ex-presidente anunció su voluntad de regresar a Honduras, con la esperanza de una reintegración, y partió hoy a las 15:00 horas desde Washington, donde estaba siendo alojado. Zelaya pidió a su pueblo, tras su retorno, poder "ejercer sus derechos en forma pacífica".

Sin embargo, las autoridades correspondientes al gobierno interino hondureño han anunciado que detendrían a Zelaya si intentaba retornar al país. El ministro de Relaciones Exteriores, Enrique Ortez, anunció que "He ordenado que no se deje entrar, venga quien venga, para no cometer la imprudencia que vaya a morir un presidente de la república, que vaya a ser herido un presidente de la república, que vaya a morir una persona".

Zelaya viaja acompañado por el Presidente de la Asamblea General de la ONU, el ex canciller nicaragüense Miguel D'Escoto. Otros mandatarios, quienes habían prometido acompañarlo en su retorno, no lo harán pero seguirán los sucesos desde El Salvador. Entre estos líderes estaban los presidentes Rafael Correa (Ecuador), Cristina Fernández de Kirchner (Argentina), y Fernando Lugo (Paraguay), junto con el Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza.

"Si Zelaya aterriza y considera oportuno que vayamos, iremos", declaró Correa. Asimismo, Cristina Fernández dijo que "hay un intento manifiesto de Zelaya de retornar, aún cuando no lo dejen, y de restaurar el orden en el país".

La decisión ocurre poco después de que la Organización de los Estados Americanos (OEA) votara suspender a Honduras de la organización. Dicha organización resolvió suspender de manera "inmediata" el gobierno de facto hondureño (liderado por Roberto Micheletti), de acuerdo a lo previsto por la Carta Democrática Interamericana (CDI). La resolución fue aprobada por más de dos tercios de la Asamblea General de emergencia convocada ad hoc.

Pero se teme que la tensión pueda derivar en más violencia. El arzobispo de Tegucigalpa, la capital de Honduras, urgió a Zelaya a que no volviera, temiendo un posible "baño de sangre".

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame