El papa Francisco recibe al presidente uruguayo José Mujica

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bandera de Vaticano
Vaticano
Ubicación de Vaticano
Otras noticias de Vaticano
El-Wikinews-logo.svg
José "Pepe" Mujica, presidente de Uruguay
Roosewelt Pinheiro / Agência Brasil

2 de junio de 2013
El papa Francisco recibió ayer al presidente de Uruguay José "Pepe" Mujica en una audiencia privada. La reunión se concretó en el Palacio Apostólico Vaticano y duró 45 minutos, tratándose de uno de los encuentros privados más largos que hasta ahora ha mantenido Francisco con un mandatario.

"Le transmití algunas preocupaciones, algunas conocidas, como lo que está pasando en Colombia, que yo le doy una importancia de carácter trascendente. Y cuando digo lo que está pasando en Colombia, es el proceso de negociación que se está llevando a cabo", indicó Mujica, que además informó que le pidió por otra iniciativa de paz, sin precisar de dónde provino.

El presidente uruguayo agregó que su visita al papa también fue en atención a la presencia de la religión en la región. "Tomamos la decisión de venir a hablar fundamentalmente por nuestra manera de pensar y lo importante para América Latina que es la tradición cristiana", señaló.

Durante el encuentro, Mujica reconoció la labor de los distintos sacerdotes en América Latina y sostuvo que "dieron su vida por la igualdad y libertad". Tras el encuentro, Francisco dijo estar "muy contento por haberse reunido con un hombre sabio", según informó el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi.

Consultado sobre si le había pedido algo en particular para Uruguay, Mujica respondió que él pasa el sombrero por todas partes y sobre el tema de la pobreza indicó que cuando se llega a las franjas más duras de esta ya no hay un problema meramente económico sino que hay que hacer algo más.

"Hay que ponerle calor militante, de compromiso. Yo le pido a esta Iglesia, y a todas, que traten de echar una mano militante, no solo en cuestión de recursos económicos. Hay que poner otros tipos de recursos", explicó el presidente. Y concluyó: "Francisco es un papa singular para los que somos del Río de La Plata. Es como hablar con un amigo del barrio. Es un papa que yo creo que, si lo dejan, se va a poner a hacer una revolución en el seno de la Iglesia, hacia la sencillez".

El Vaticano calificó al encuentro de cordial, en el que intercambiaron informaciones y reflexiones sobre la situación sociopolítica del país y sobre el papel de la religión. Señaló que afrontaron temas de común interés, como el desarrollo integral de la persona, el respeto de los derechos humanos, la justicia y la paz social.

Además agregó que "se destacó la relevante contribución de la Iglesia católica en el debate público sobre tales cuestiones, además en la paz internacional, como también su servicio a toda la sociedad, especialmente en el ámbito de la asistencia y la educación".

Regalos

Antes de comenzar la audiencia, Mujica y Francisco recordaron a un amigo en común ya fallecido, el escritor uruguayo Alberto Methol Ferré. "Nos abrió la mente", señaló el presidente, mientras que el sumo pontífice expresó: "Nos ayudó a pensar".

El mandatario uruguayo le regaló al papa una composición con tres estatuillas al estilo de los gauchos y un libro del propio Alberto Methol Ferré y de Alver Metalli, La América Latina en el siglo XXI. Por su parte, Francisco le entregó una copia del documento con las conclusiones de la Asamblea de Obispos Latinoamericanos de Aparecida (Brasil).

El papa le obsequió además un cuadro con los primeros planos de la Plaza de San Pedro, a lo que el mandatario respondió entre risas: "Es un problema, ahí hay un periodista que conoce mi casa y sabe que mucho lugar no tengo".

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame