El IRA desmantela su estructura militar

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Saltar a: navegación, buscar
Mural nacionalista en Derry, pintado en 1986, con muestras de vandalismo.

5 de octubre de 2006

La Comisión de Monitoreo Independiente ha informado que el Ejército Republicano Irlandés Provisional ha realizado cambios importantes al interior de su estructura militar y demuestra que el Consejo del Ejército del IRA quiere dejar atrás su campaña militar. La Comisión está integrada por John Alderdice, ex líder del Alliance Party; Joe Brosnan, ex secretario general del Departamento de Justicia de la República de Irlanda; John Grieve, ex subcomisionado asistente de la Policía Metropolitana de Londres y ex jefe de la sección antiterrorista de la misma; y Dick Kerr, ex subdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos.

El informe señala que el IRA ya no tiene la capacidad de llevar a cabo una campaña militar o de volver a acometer alguna. Las unidades que han sido desmanteladas eran responsables de la fabricación y el contrabando de armas, así como de realizar entrenamientos. El IRA entregó sus armas el año pasado.

El reporte añade que el IRA ha abandonado sus actividades criminales y que está "tomando medidas drásticas" contra los miembros de la organización que las realicen, afirmó Lord Alderdice al presentar el informe. El comisionado agregó: "eso no significa que todas las actividades criminales has sido eliminadas, sino que los líderes han reaccionado ante ellas, haciendo declaraciones públicas e internas de su rechazo, investigando esos incidentes e incluso expulsando a algunos de sus miembros, siempre haciendo énfasis en la importancia de que todos los asuntos sean conducidos de forma legítima".

Finalmente, el informe sostiene que no hay evidencia o labor de inteligencia suficientes que hayan podido identificar al sesino de Denis Donaldson, un espía británico que se infiltró en el IRA y en el partido político Sinn Féin antes de revelar que realizaba ese tipo de trabajo.

No obstante, según el informe grupos disidentes como el Real IRA (RIRA) y el Continuity IRA (CIRA) siguen siendo amenazas y continúan con sus actividades. El Real IRA fue el grupo que perpetró el atentado con carrobomba de Omagh, Irlanda del Norte el 15 de agosto de 1998. El Ejército Nacional de Liberación Irlandés (INLA) "no pudo llevar a cabo una campaña sostenida [contra el estado británico] ni aspira a realizarla", dice el informe.

También se resalta la creación de dos nuevas organizaciones, Óglaigh na hÉireann ("Voluntarios de Irlanda" en gaélico, nombre usado oficialmente por las Fuerzas de Defensa Irlandesas y los varios IRA) y el Ejército de Defensa Republicano, si bien el informe sostiene que son pequeñas facciones disidentes.

El informe agrega que las dos organizaciones paramilitares leales a la Corona, la Asociación por la Defensa del Ulster (UDA) y la Fuerza de Voluntarios del Ulster (UVF) también empiezan a dejar la violencia, pero a un paso más lento y no de raíz como el IRA.

El reporte de la comisión fue bien recibido por el Taoiseach (jefe de gobierno irlandés) Bertie Ahern y por el primer ministro británico Tony Blair. Ahern dijo que "estos hallazgos positivos y clarons son de la mayor importancia y significado. Es hora de tomar decisiones y de que Irlanda del Norte mire hacia el futuro".

"El IRA ha hecho lo que le habíamos pedido, y mientras asuntos políticos queden pendientes, la puerta se abre ahora para un acuerdo final, por lo cual las conversaciones de la próxima semana en Escocia van a ser tan importantes", declaró Blair.

En una reacción sorpresiva, el líder de línea dura del Partido Democrático Unionista (DUP), Ian Paisley, saludó también el informe. Paisley cree que la presión ejercida por su partido está funcionando y que si el Sinn Féin se acoge a la legalidad entonces podría haber un acuerdo.

Gerry Adams, líder del Sinn Féin, declaró: "El DUP no tiene más que opciones muy limitadas. Van o no van a participar en arreglos para repartir el poder. Si no participan condenan al pueblo, pero particularmente a sus propios electores, a los servicios públicos de segunda clase, ejecutados por veleidosos ministros británicos de segunda clase. Todo lo que el DUP puede hacer es aplazar, tratar de bajar el ritmo, pero no pueden detener el proceso de cambio".

Fuentes

Enlaces externos

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame