El IRA anuncia que deja la lucha armada para solucionar pacíficamente el conflicto norirlandés

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Saltar a: navegación, buscar

28 de julio de 2005

Tras más de treinta años de lucha violenta en las calles de las ciudades norirlandesas, el grupo separatista Ejército Republicano Irlandés (IRA) anunció en un comunicado que desde este jueves abandona la lucha armada como medio de arreglo a los problemas políticos, religiosos y sociales del territorio británico del Ulster y para impulsar las condiciones de solución por medios democráticos y pacíficos.

El comunicado inicia así:

La dirección del Óglaigh na hÉireann (nombre en gaélico del Ejército Republicano Irlandés) ha ordenado oficialmente el fin de su campaña armada que entrará en vigor a las cuatro de esta tarde hora local. Se ha ordenado a todas las unidades del IRA que se deshagan de sus armas. Se han dado instrucciones a todos los Voluntarios (miembros de IRA) para que presten su ayuda en el desarrollo de programas puramente políticos y democráticos con medidas exclusivamente pacíficas.

La resolución, expuesta por los medios televisivos del Reino Unido y la República de Irlanda, aclara que el IRA no pronunciará disculpa alguna por el tiempo empleado en la lucha armada e insistirá en la reunificación política del territorio irlandés como solución final al conflicto.

Además, extiende una invitación a los creyentes católicos y protestantes a ser los primeros en ver el proceso de desarme y criticó con severidad la actitud vacilante de los gobiernos británico e irlandés y a los partidarios de la unión del Ulster con el Reino Unido frente al actual proceso de paz que está pasando por serias dificultades.

Reacciones

  • "Pienso que tiene toda la claridad que la gente ha estado buscando los últimos 12 meses. Por supuesto hay muchos otros asuntos en el proceso de paz, que debemos seguir consolidando y de los que debemos crear confianza" — Bertie Ahern, Primer Ministro irlandés.
  • "Saludo con agrado el comunicado del IRA de terminar con su campaña, saludo su claridad, saludo el reconocimiento de que la única ruta para el cambio político se da exclusivamente de manera pacífica y democrática. Este podría ser el día en que, finalmente, luedo de todos los falsos amaneceres y las desechadas esperanzas, la política reemplaza al terror en la isla de Irlanda (...) Es en lo que nos hemos esforzado y trabajado por ocho años desde el Acuerdo del Viernes Santo (1998)". — Tony Blair, Primer ministro británico
  • "Por la primera vez hemos oído directamente del IRA y no del Sinn Féin que de ahora en adelante van a adoptar medios pacíficos en la búsqueda de sus objetivos políticos". — Peter Mandelson, Comisionado de la Unión Europea, ex secretario de Irlanda del Norte.
  • "Once años después del primer cese al fuego del IRA estas son las palabras que necesitábamos y queríamos oír". — Alex Attwood, del Partido Socialdemócrata Laborista de Irlanda del Norte (SDLP)
  • "Sé que ha habido quienes han sido escépticos sobre si los republicanos, el IRA en particular, estaban realmente interesados en este proceso. Pienso que el comunicado de hoy muestra que lo están. El IRA no tiene que hacer esto. Sólo lo hace para intentar y darles alguna certeza a aquellos que están nerviosos o a quienes están realmente preocupados." — Gerry Adams, presidente del Sinn Fein.
  • "Digo que la prueba del budín está en comerlo y digerirlo. Escuchamos todo esto antes. Puedes presentar esto como quieras (...) ponerle una nueva cinta al paquete, pero nosotros queremos la acción, la prueba de qué está pasando" — Ian Paisley, líder del Partido Unionista Democrático (DUP)

Texto del comunicado del IRA

La dirección del Óglaigh na hÉireann (nombre en gaélico del Ejército Republicano Irlandés) ha ordenado oficialmente el fin de su campaña armada que entrará en vigor a las cuatro de esta tarde hora local.

Se ha ordenado a todas las unidades del IRA que se deshagan de sus armas. Se han dado instrucciones a todos los Voluntarios (miembros de IRA) para que presten su ayuda en el desarrollo de programas puramente políticos y democráticos con medidas exclusivamente pacíficas. Los Voluntarios no deberán embarcarse en otro tipo de actividades.

La dirección del IRA ha autorizado igualmente a nuestro representante a trabajar con la CIID (Comisión Independiente Internacional de Desarme) a fin de completar y concluir lo antes posible el proceso de inutilización de las armas, fomentando así la confianza pública.

Hemos invitado a dos testigos independientes, de las Iglesias Católica y Protestante, para que oficien de testigos.

El Consejo Armado ha tomado estas decisiones tras un proceso sin precedentes de debate interno y de consultas con las unidades y los voluntarios del IRA.

Valoramos la integridad y franqueza con la que se llevó a cabo el proceso de consultas y la profundidad y el contenido de las propuestas. Estamos orgullosos de la camaradería con la que se condujo ese debate realmente histórico.

El resultado de nuestras consultas indica un apoyo muy firme entre los Voluntarios del Ira a la estrategia de paz de Sinn Féin. Existe también una preocupación generalizada por el hecho de que los dos gobiernos y los unionistas no se hayan comprometido plenamente en el proceso de paz, lo que ha creado verdaderas dificultades.

La abrumadora mayoría de los irlandeses apoyan plenamente ese proceso. Ellos y los amigos de la unidad de Irlanda en todo el mundo quieren ver plenamente aplicado el Acuerdo de Viernes Santo.

No obstante esas dificultades, hemos adoptado nuestras decisiones como forma de hacer avanzar nuestros objetivos republicanos, incluido el de una Irlanda unificada. Creemos que existe una alternativa para conseguirlo y poner fin al gobierno británico en nuestro país.

Es responsabilidad de todos los Voluntarios mostrar liderazgo, determinación y valor. Tenemos muy en cuenta los sacrificios de nuestros patriotas muertos, de quienes fueron a la cárcel, los voluntarios, sus familias y la más amplia base republicana.Reiteramos nuestra opinión de que la lucha armada era totalmente legítima.

Somos conscientes de que muchos sufrieron por culpa del conflicto. Edificar una paz justa y duradera es imperativo apremiante para todas las partes (en el conflicto).

´Se nos ha planteado el asunto de la defensa de las comunidades nacionalistas y republicanas. La sociedad tiene la responsabilidad de garantizar que no vuelven a producirse los pogromos de 1969 y de comienzos de los años setenta. También existe la responsabilidad universal de hacer frente al sectarismo en todas sus manifestaciones.

El IRA está plenamente comprometido con los objetivos de la unidad y la independencia irlandesas así como con la construcción de la República tal y como ésta quedó delineada en la Proclamación de 1916.

Hacemos un llamamiento a la unidad y el esfuerzo máximos por parte de los republicanos irlandeses dondequiera que se encuentren.

Tenemos confianza en que, trabajando juntos, los republicanos irlandeses lograremos nuestros objetivos. Cada voluntario es consciente del alcance de las decisiones que hemos adoptado y todos los Oglaigh están obligados a cumplir plenamente estas órdenes.

Tenemos ahora la oportunidad sin precedentes de aprovechar el considerable caudal de energía y buena voluntad a favor del proceso de paz. Esta amplia serie de iniciativas, sin parangón, representa nuestra contribución al mismo y a los esfuerzos continuados para lograr la independencia y la unidad del pueblo de Irlanda.

Fuentes

Enlaces externos


Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame