Documental de la televisión alemana afirma que Cuba estuvo detrás del asesinato de Kennedy

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Wikipedia
Wikipedia tiene información enciclopédica sobre Asesinato de John F. Kennedy.

5 de enero de 2006

El documental Cita con la muerte, cuya transmisión está programada para este viernes (6) por la estatal televisiva alemana ARD, afirma que La Habana utilizó a Lee Harvey Oswald para asesinar al presidente John F. Kennedy, cuyo deceso se produjo el 22 de noviembre de 1963. La producción costó 850.000 euros y fue producto de tres años de investigaciones en México y los Estados Unidos.

Wilhelm Huismann y Gus Russo, realizadores del programa de 90 minutos, afirman que "Oswald fue reclutado por los servicios secretos cubanos, el G-2, y recibió durante su estancia en México en septiembre de 1963 el encargo de disparar contra Kennedy". El futuro asesino viajó a México semanas antes del crimen para encontrarse con oficiales de alta jerarquía del G-2, algo que niega categóricamente Fabián Escalante, ex jefe de ese organismo secreto.

Huismann señala que la supuesta lucha entre Kennedy y Fidel Castro la ganó este último, luego de que los estadounidenses fracasaran en su objetivo de matar al mandatario cubano durante la invasión de Bahía de Cochinos en 1961. "Este error político de Kennedy desencadenó una cadena de acontecimientos que, como una antigua tragedia, debía forzosamente acabar con la muerte de uno de los dos protagonistas", dice el realizador.

En el programa aparece el testimonio de Óscar Marino, un ex agente cubano que afirma que Oswald "estaba lleno de odio, él tenía la idea. Nosotros lo usamos". También afirma que Cuba temía que Kennedy quisiera matar a Fidel, pero se abstuvo de decir si este último ordenó la muerte del presidente de EUA.

Otro de los testimonios filmados en el documental es el de Laurence Keenan, un ex agente del FBI que había sido enviado a México para seguir a Oswald, y quien fue retirado tres días más tarde, por lo que su misión quedó interrumpida. "Quizás fue la peor investigación en la historia del FBI. Me di cuenta de que había sido utilizado. Sentí vergüenza. Perdimos un momento histórico", declaró Keenan, quien añadió que "fue una hora amarga para el FBI. Por motivos políticos debimos callar. Todavía me avergüenzo de ello". Al parecer, el sucesor de Kennedy, Lyndon B. Johnson, ordenó retirar la misión a pesar de estar convencido de la responsabilidad de Cuba en el célebre crimen, para evitar la III Guerra Mundial, según Keenan, quien dijo estar esperanzado en que las futuras generaciones sepan más de la verdad sobre el asesinato cuando la información sea desclasificada en el año 2038.

Los realizadores del documental no han sabido todavía de reacciones ni de La Habana ni de Washington, aunque esperan que eso ocurra una vez el programa sea transmitido en Alemania. Incluso, esperan que algún canal de televisión estadounidense lo emita.


Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame