Descubren restos de un herbívoro gigante, antepasado de los mamíferos, que rivalizó con los dinosaurios

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Ciencia y tecnología
Ciencia y tecnología
Más sobre ciencia y tecnología
El-Wikinews-logo.svg

22 de noviembre de 2018
En Lisowice, pueblo localizado al sur de Polonia, un equipo de paleontólogos descubrió los restos de un animal del tamaño de un elefante y cerca de nueve toneladas de peso. Este reptil, ancestro de los mamíferos que caminaba de forma similar a como lo hacen en la actualidad los rinocerontes, vivió hace más de 200 millones de años, en el periodo conocido como Triásico Superior.

De acuerdo con El Mundo, el animal, que se alimentaba de plantas y bebía en charcos, sorprendió a los científicos por su tamaño, antigüedad y el lugar en el que se localizó. Este jueves, los investigadores de la Academia Polaca de Ciencias y de la Universidad de Upsala (Suecia), publicaron en la revista Science sus hallazgos. La ubicación dio nombre a la nueva especie, denominada Lisowicia bojani, también en honor del médico y naturalista alemán Ludwig Heinrich Bojanus.

Según El País, se trata de un sinápsido, reptiles con forma de mamíferos de los que, posteriormente, se originaron los mamíferos propiamente dichos. Para Gregorz Niedzwiedzki, coautor del estudio, se trataría de "algo así como los primos de los mamíferos en el Triásico". Los fósiles muestran que el animal medía 4.5 metros de largo y 2.6 de alto, gran incremento con respecto a los sinápsidos más grandes conocidos hasta ahora, que medían 3.5 metros y no superaban las dos toneladas de peso. Asimismo, el Lisowicia bojani caminaba erguido y moviendo las patas a los lados del torso.

El País detalla que es, junto con los dinosaurios y sus ancestros, la mayor criatura de cuatro patas que vivió en el Triásico. Por su parte, La Vanguardia señala que este hallazgo evidencia que no todos los herbívoros gigantes que vivieron en la Tierra durante el triásico fueron dinosaurios. En este sentido, el investigador Christian Kammerer detalló a El País que se pensaba que estos "protomamíferos desaparecieron al final del Triásico".

Los autores del descubrimiento conjeturan sobre por qué el animal alcanzó tales dimensiones. Maximizar la ingesta de alimento y acumular más energía, superar a sus depredadores para conseguir una ventaja de supervivencia o la competición con otros reptiles herbívoros, de tamaño menor, para alcanzar vegetaciones en alturas más grandes, son algunas de las hipótesis. Para José Ignacio Canudo, paleontólogo de la Universidad de Zaragoza, citado por El País, el hallazgo muestra que en el Triásico europeo "se dieron las condiciones adecuadas para el gigantismo de un grupo de sinápsidos".

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame