Datos oficiales ratifican la victoria de Cristina Kirchner sin necesidad de ballottage

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cristina Fernández de Kirchner, posible futura presidente de Argentina festejando junto a Kirchner por ser electa presidenta de los argentinos.

28 de octubre de 2007

Buenos Aires, Argentina — Con el 17,8% de las mesas escrutadas, la candidata oficialista Cristina Fernández de Kirchner, del Frente para la Victoria (peronismo socialdemócrata) se impone por amplio margen, con un 42,5% de los votos.

La opositora más popular, Elisa Carrió, sólo habría logrado un 18,9% de los sufragios, quedando en tercer lugar por debajo de Roberto Lavagna (20,8%). De este modo, Cristina Kirchner ganaría en primera vuelta ya que la Constitución argentina dictamina que si un candidato consigue más del 40% de los votos y el segundo candidato tiene una diferencia de más de un 10%, el primer candidato obtiene la presidencia automáticamente.

En la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli habría ganado con más de un 50%, ratificando el oficialismo como partido en el poder en Argentina; se han contado el 3,8% de los escrutinios para gobernador.

Pese a estos datos preliminares, es importante notar que representan menos del 20%, y se han escrutado menos del 1% de las mesas de la provincia de Buenos Aires – la más populosa.

La Primera Dama ha dado su discurso de victoria:

Quiero comunicarles a todos los argentinos y todas las argentinas que Argentina han votado. Argentina votó y nos ha dado a todos los hombres y a todas las mujeres que hemos intervenido en esta elección un lugar. Hemos ganado ampliamente, tal vez, tal vez, con la mayor diferencia [...] desde el avenimiento de la democracia Esto, lejos de colocarnos en una posición de privilegio, al contrario, nos coloca en el lugar de mayor responsabilidad. Hace poco de cuatro años y medio los argentinos vivíamos situaciones difíciles. El hombres que hoy me acompaña y que ha sido mi compañero de toda la vida le tocó asumir la presidencia de la república en circunstancias muy difíciles: circunstancias económicas, sociales y también políticas e institucionales. Pero la idea no es retrotraernos a lo que ya fue. Desde aquel 25 de mayo hemos comenzado el combate sin tregua contra la pobreza. Quiero convocarlos sin rencores, sin odios – porque el odio no construye, destruye –, a todos los argentinos que pudieron agravarnos, queremos tenderles a ellos la mano.

— Cristina Fernández de Kirchner

Demoras y acusaciones

Hubo varias demoras en numerosas escuelas de la Ciudad de Buenos Aires y en Gran Buenos Aires, y las votaciones se extendieron hasta las 19:00 horas (hora local, UTC -3). Por su parte, en la Coalición Cívica – partido de 'Lilita' Carrió – abundan las dudas. Han habido varias protestas por la falta de boletas. Estas dudas se repiten en el búnker de Roberto Lavagna. El vocero del candidato de UNA, Alejandro Rodríguez, reprochó la "falta sistemática" de la repartición de boletas en Buenos Aires.

Hubo falta de boletas en varias mesas de Buenos Aires. Esto ha sido catalogado por varios como un método para evitar votos y garantizar la victoria. Pero un oficial del gobierno ha calificado de "transparente como el cristal" la votación.

En el partido de Vicente López, en la localidad de Florida, aún se seguía votando a las 21:00 horas. Algunas personas han resignado a su voto por esto.

"Yo estoy desde las cinco de la tarde", dijo una furiosa habitante de la localidad del conurbano.

Elisa Carrió sólo habría logrado un 18,8%.
Agência Brasil

"Los representantes de diversas fuerzas de la oposición hemos denunciado un saqueo masivo de boletas de la oposición. Reponíamos boletas y a los diez o 15 minutos no había más", declaró en Radio Mitre María Eugenia Estenssoro, candidata a senadora por la Coalición Cívica.

Sin embargo, Anibal Fernández, Ministro del Interior, desmintió las acusaciones. "La responsabilidad de distribuir las boletas no es ni del Correo ni del Ministerio del Interior, sino de la junta electoral de cada una de las provincias y, en segunda instancia, de cada uno de los partidos", declaró.

Enrique Albistur, Secretario de Medios del partido de Cristina Kirchner, declaró que el enojo de otros partidos ocurría ya que se "ellos se esperanzaron y esperaron otra cosa", quien también afirmó que Cristina "está bien, muy tranquila". Con respecto a las acusaciones de fraude, dijo que eran "argumentos vanos".

En la Coalición Cívica, sin embargo, se vieron optimistas y un portavoz declaró que los sondeos a boca de urna no dicen nada. Además, dijo que había sido una gran votación en el conurbano y algunas ciudades de Buenos Aires pese al "saqueo de los votos".

"Todos los argentinos recuerdan lo que ha pasado con historias de boca de urna que luego tienen una diferencia con lo que termina siendo lo válido, es decir, lo oficial [...] Vamos a respetar resultado pero se deberán cumplir al pie de la letra los procedimientos", declaró Rodríguez Saá en su búnker.

Los problemas

El próximo gobierno argentino deberá lidiar con problemas muy distintos a aquellos afrontados por el actual presidente. Tras el corralón de 2001, y un derrumbe de un 10,9% en 2002, el PBI ha crecido en 51,1%.

Según reporta la Agence France-Presse, basada en París, datos oficiales indican que la pobreza ha caído de 50,9% en 2003 a 24,1% en 2006, y la desocupación de un 21,5% en mayo de 2002 a 8,5% en el segundo trimestre de 2007.

Sin embargo, el próximo presidente deberá lidiar con la creciente inflación que carcome el país. Algunos economistas sitúan ésta en 15 y 20%, muy superior al índice del gobierno, de 8,5%, que es sospechado sea manipulado.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Reportaje original Este artículo incluye un reportaje periodístico original de un wikirreportero. Véase la discusión para más detalles.
Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame