Continúa el humo en Buenos Aires por la quema de pastizales

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

18 de abril de 2008

Esto no es un desastre natural. Esto es obra de algunos aspectos de la naturaleza humana: los de la irracionalidad, los de la irresponsabilidad
— Cristina Kirchner

Desde hace varios días, el humo que produce la quema de pastizales en el Delta del Paraná afecta a Buenos Aires, Entre Ríos e incluso parte de Uruguay. Además de producir irritación en nariz, garganta, pulmones y ojos, falta de respiración y otras molestias, produce accidentes de tránsito que ya se cobraron varias vidas. El humo disminuyó la visibilidad hasta 100 m, por lo que se produjeron cierres de rutas, se declaró emergencia vial y se restringen vuelos.

El área afectada, en la que se desataron 570 focos de incendio, son unas 70 mil hectáreas del sur de Entre Ríos, norte bonaerense, y en menor medida en Santa Fe. Estos incendios habrían sido producidos por los mismos dueños de los campos para evitar el arar o rastrillar la tierra. Esa actitud fue reprochada por la presidente de los argentinos, Cristina Kirchner, calificándola de "irracional e irresponsable", responsabilizando a "productores agropecuarios que no miden las consecuencias con tal de maximizar su rentabilidad".

Los incendios están pasando por su momento cúspide. Este intenso suceso provocado por la quema de pastizales inundó la ciudad de humo en la cual se registraron índices de CO (monóxido de carbono) cada vez mas altos. El día 18 de Abril a las 14:00 am el registro de CO en el aire fue de 17ppm, cuando el índice normal se encuentra en 0-2ppm y el máximo tolerable en 30-35ppm

Lo que quiere decir que si el aire no contiene mas de 35 PPM durante una hora, no debe esperarse ningún efecto nocivo sobre la población expuesta, dijo la Agencia de Protección Ambiental del Ministerio de Ambiente y Espacio Público del Gobierno porteño. El organismo porteño destacó que el material particulado total en suspensión es un contaminante atmosférico urbano típico de orígenes diversos: procesos industriales moliendas, demoliciones emitidos por fuentes fijas y móviles, que se ven notoriamente incrementadas en quemas a cielo abierto e incendios.

Romina Picolotti, la secretaria de medio ambiente, admite que no es posible apagar el fuego sin condiciones climáticas favorables, ya que es una zona de difícil acceso. “El ser humano, esto no lo puede apagar. No es una cuestión de recursos (sino) de escala. Lo mejor que podemos hacer es el manejo de confinamiento, que no se expanda. Y si la naturaleza nos ayuda, lo vamos a poder apagar”, aseveró la funcionaria.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Enlaces externos

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame