Bolsas se zambullen en números rojos tras cúmulo de malas noticias

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Saltar a: navegación, buscar
Sábado 25 de octubre de 2008, 00:00 UTC
8,378.95 Pérdida 312.30 Pérdida 3.59%
1,552.03 Pérdida 51.88 Pérdida 3.23%
876.77 Pérdida 31.34 Pérdida 3.45%
9,294.09 Pérdida 37.26 Pérdida 0.40%
31,481.55 Pérdida 2,336.94 Pérdida 6.91%
890.270 Pérdida 73.430 Pérdida 7.62%
16,978.80 Pérdida 820.15 Pérdida 4.61%
3,831.60 Pérdida 107.70 Pérdida 2.73%
7,649.08 Pérdida 811.90 Pérdida 9.60%
12,618.40 Pérdida 1,142.11 Pérdida 8.30%
1,839.62 Pérdida 35.94 Pérdida 1.92%
3,883.36 Pérdida 204.47 Pérdida 5.00%
4,295.67 Pérdida 224.03 Pérdida 4.96%
3,193.79 Pérdida 117.08 Pérdida 3.54%
5,675.09 Pérdida 218.64 Pérdida 3.71%
245.92 Pérdida 11.93 Pérdida 4.63%
8,353.20 Pérdida 458.00 Pérdida 5.20%
1,918.08 Pérdida 65.06 Pérdida 3.28%
15,390.00 Pérdida 803.00 Pérdida 4.96%

24 de octubre de 2008

Londres, Reino Unido — Con un miedo sin fin de que el mundo entre en recesión, las bolsas en todo el mundo se derrumbaron. Wall Street siguió la tendencia de Europa y Asia y cotizaba en terreno negativo durante el mediodía. Los inversores estaban preocupados por el descenso desmesurado de las acciones y que las compañías se declaren en default con sus deudas.

El petróleo continuó cayendo en su valor pese al anuncio de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que controlan el 50% de la producción del oro negro en el mundo, de recortar su producción diaria en 1,5 millones de barriles.

La OPEP anunció que recortaría en 1,5 millones de barriles su producción diaria.

Esta decisión, lograda en la cumbre de emergencia de la organización celebrada en Viena, será efectiva a partir del 1 de noviembre.

Entre tanto, líderes europeos y asiáticos se reunían en Pekín, China, para decidir cómo enfrentar la crisis juntos en la VII Reunión Asia-Europa (ASEM 7).

Durante las declaraciones de apertura, el presidente francés Nicolas Sarkozy, quien co-presidirá la reunión junto al primer ministro chino, Wen Jiabao, declaró que la situación estaba mal y que empeoraría.

Asimismo, los países en desarrollo están en la mira. "Los avances de nuestros países corren riesgos. La crisis financiera mundial puede afectar, de forma injusta y particularmente dura, a los países en desarrollo", señaló el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

Malas noticias

El cúmulo de malas noticias publicadas este viernes asaltaron la confianza de los inversores.

Por un lado, Gran Bretaña registró una contracción de un 0,5% de su Producto Bruto Interno (PBI), la primera caída desde 1992, mientras que el índice de desocupación en España alcanzó 11,33% de la población activa, su peor registro desde el primer trimestre de 2004.

También la libra y el euro se depreciaron frente al dólar. La libra registró su peor caída histórica en un día desde 1992 luego de caer a $1,52, su peor nivel en casi seis años, pero logró recortar pérdidas para cerrar en $1,58. Por su parte, el euro se derrumbó a $1,25, su nivel más bajo en dos años, ya que se espera que la Eurozona recorte las tasas de interés.

La bolsa de París cayó en 3,54%.

Air France-KLM, que admitió que su meta de 1.000 de euros en ganancias para este año "será muy difícil" de alcanzar, perdió 9% en el valor de sus acciones. El sector de aviación comercial en su conjunto se ha convertido en un sector vulnerable a la crisis, evidenciado por la caída en el número de pasajeros en septiembre, en 2,9%.

También los gigantes de automóviles franceses PSA Peugeot-Citroën y Renault anunciaron el cese de la producción. De acuerdo a un portavoz de Renault, la medida es tomada ya que "estamos en un periodo en el que, sin duda, los mercados se están hundiendo y para evitar una brutal degradación de la situación de la compañía, debemos manejar los stocks de producción de una forma muy rígida".

Y mientras que Samsung Electronics hacía público el retroceso interanual de sus ganancias en un 44%, la empresa de telecomunicaciones española ONO anunció que eliminaría cerca de 1.300 puestos de trabajo.

Como resultado, las bolsas se derrumbaron. El Dow Jones perdió 3,59% mientras que el Nasdaq y el S&P también retrocedieron en sus valores, 3,23% y 3,25% respectivamente. Latinoamérica también operaba en números rojos, con el Bovespa brasileño que cayó en 6,91% y el Merval argentino en 7,62%.

Las plazas europeas cerraron en fuerte baja, logrando antes del cierre recortar gran parte de sus pérdidas. Londres cedió 5%, París perdió 3,54% y Fráncfort se deslizó en 4,96%. El IBEX 35 español cerró en baja del 5,2%.

Esta caída fue seguida por otra en las bolsas asiáticas: el Nikkei japonés sufrió un derrumbe estelar al caer 9,6%, muy por debajo de los 8.000 puntos, en su peor nivel en cinco años. Por su parte, Hong Kong cedió 8,3%.

¿Se detendrá la crisis?
¡Dinos qué opinas!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame