Asesinan a líder campesino durante un programa de radio en México

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Saltar a: navegación, buscar
Bandera de México
México
Ubicación de México
Otras noticias de México
Wikinoticias Mexico.svg

12 de octubre de 2014
Atilano Román Tirado, líder del movimiento de desplazados por la construcción de la presa de Picachos, fue asesinado por un disparo en la cara cuando se encontraba participando en una transmisión del programa de radio Aquí es mi tierra, un programa semanal trasmitido por la cadena ABC de Mazatlán, Sinaloa, en el norte del país. Los tiros se escucharon en vivo. Otros tres conductores se encontraban en la cabina, sin embargo, resultaron ilesos. Los radioescuchas solo escucharon los gritos: "¡Lo mataron! ¡Lo mataron!".

Jesús Antonio Sánchez Solís, subprocurador de la fiscalía estatal, aseguró que fueron dos homicidas y tres los disparos que acabaron con la vida de Román, quien se encontraba en la sede del periódico El Sol de Mazatlán. En el programa de radio, el activista habló sobre las demandas de su movimiento, creado por la construcción de la presa Picachos, que afectó a los pobladores del área, quienes buscan indemnizaciones.

El director del periódico, Sergio Ontiveros, declaró: "Fue un atentado dirigido contra él, no contra el gremio periodístico. Ellos [los homicidas] empujaron la puerta [de las instalaciones de El Sol de Mazatlán] y se dirigieron hacia la cabina. En esta ocasión no estaba haciendo fuertes críticas, hablaba de cuestiones agrarias". Tras el ataque, Román Tirado fue auxiliado por personas que se encontraban en la estación, quienes solicitaron la ayuda de los cuerpos de rescate. Fue trasladado al Hospital Sharp de Mazatlán, dónde falleció poco después.

La principal queja del movimiento era que las autoridades habían incumplido sus promesas a los habitantes de las poblaciones afectadas. Éstos debían haber recibido una indemnización de 70 millones de pesos en viviendas, carreteras y empleos. El colectivo denunciaba que del monto total, se había recibido sólo una décima parte, es decir, alrededor de 704 000 pesos. Román denunciaba un desvío de recursos y numerosas amenazas que los pobladores recibían. Sus detractores lo acusaban que emplear el movimiento para favorecerse, obtener recursos e incluso realizarse una cirugía estética con él. Su hermana llegó a admitir: "Atilano sí se cirugió [sic], pero no con dinero de la presa".

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame