217 arrestados por disturbios anti-Trump en Washington

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Saltar a: navegación, buscar
Bandera de Estados Unidos
Estados Unidos
Ubicación de Estados Unidos
Otras noticias de Estados Unidos
El-Wikinews-logo.svg

21 de enero de 2017

La policía arrestó a 217 personas el viernes por violentas protestas en el día de la toma de posesión del presidente estadounidense Donald Trump en Washington D. C.

Los manifestantes, unos 400 a 500, según estimó el jefe de policía de la ciudad Peter Newsham, bloquearon el tráfico en una importante autopista, incendiaron un auto, lanzaron piedras a la policía e inundaron las calles cercanas a la Casa Blanca, mientras los partidarios de Trump celebraban su toma de posesión.

Los detenidos serán acusados formalmente el sábado. Seis policías resultaron heridos levemente en los altercados, coordinados por un grupo de fuera de Washington, dijo el jefe Newsham.

La mayoría de las demás manifestaciones este día se desarrollaron en forma pacífica, aunque incluso las que fueron violentas no estuvieron cerca del lugar donde se desarrolló la ceremonia de investidura.

En el centro de la ciudad, a unas cuadras de la Casa Blanca, la policía persiguió a un grupo de unos 100 manifestantes que destrozaron las ventanas de empresas del centro de Washington mientras denunciaban al capitalismo y a Trump.

La televisión local mostró una limusina con las ventanas totalmente quebradas y manifestantes con los rostros cubiertos parados sobre el automóvil. Otras camionetas todo terreno, incluyendo una de una cadena de televisión, también fueron dañadas.

Activistas vestidos de negro rompieron las ventas de tiendas y vehículos y se enfrentaron a la policía antidisturbios que respondió con gas pimienta y granadas de aturdimiento.

Unas 500 personas, algunas con máscaras y pañuelos que les cubrían el rostro, marcharon por el centro de la ciudad rompiendo las ventanas de una sucursal del Bank of America, un restaurante McDonald’s y una cafetería Starbucks, todas símbolos del sistema capitalista estadounidense.

La multitud airada coreaba consignas contra Trump y portaba al menos un cartel que decía “Make Racist Afraid Again” (Hagamos temer a los racistas otra vez), una burla a la consigna de campaña de Trump “Make America Great Again”.

Los manifestantes también causaron daños a varios vehículos y lanzaron a la calle basureros y cajas dispensadoras de periódicos. Los disturbios ocurrieron unos 90 minutos antes de que Trump fuera juramentado en el Capitolio, a unos 2,5 km.

“El mensaje que quiero enviar es que Trump no representa a este país. Él representa a los intereses corporativos”, dijo Jessica Reznicel, una trabajadora católica de asistencia de Des Moines, Iowa, quien participó en la protesta, pero no en la violencia.

Cerca de la Casa Blanca, manifestantes se enfrentaron con la policía, y lanzaron sillas de aluminio de un café que tiene mesas afuera. Un miembro del grupo Bikers for Trump que viajó a Washington para celebrar la toma de posesión presidencial fue golpeado en la cara cuando trató de intervenir.

“Sé lo que es la ley y el orden y todo eso. Pero necesitamos más orden. Esto no es correcto”, dijo Bob Hrifko, a quien el incidente le causó una herida debajo del ojo.

Dos policías de Washington D.C. resultaron heridos en altercados con manifestantes. Informó la afiliada local de la cadena de televisión ABC. La policía detuvo a unas 50 personas a unas pocas cuadras de distancia, mientras la multitud coreaba “Déjenlos ir”.

Disrupt J20

Alli McCracken, organizadora de la protesta Disrupt J20, una joven de 28 años de Washington D. C., dijo que el grupo al que la policía culpa por los destrozos de este viernes, está expresando su disgusto por los controversiales comentarios de Trump sobre mujeres, inmigrantes indocumentados y musulmanes.

Tenemos mucha gente de diferentes orígenes que se oponen al imperialismo de Estados Unidos, y creemos que Trump va a continuar ese legado.

— Alli McCracken

Black Lives Matter y grupos feministas también hicieron oír su voz. Otros llevaron carteles contra la relación de Trump con Rusia que leían “Títere de Putin” y “Empleado del mes del Kremlin”.

La tensión en la ciudad causó también algunos altercados entre opositores y partidarios de Donald Trump. La mayoría de los partidarios de Trump ignoraron a los manifestantes. Otros, como Doug Rahm, mantuvo un acalorado intercambio de insultos con ellos.

Consíganse un trabajo, dejen de llorar... Trump ganó.

— Doug Rahm

Pero aunque Washington fue el punto central de las protestas anti-Trump, hubo protestas en toda la nación y alrededor del mundo. Activistas en Londres colgaron un banderín en el icónico Tower Bridge en el que decía “Contruir puentes y no muros”.

Hasta ahora la mayor protesta se espera que ocurra el sábado en la llamada Marcha de las Mujeres en Washington, a la que se estima asistirán unas 200.000 personas de todo el país.

El Servicio Secreto, la policía de la ciudad y otras agencias encargadas de la ley han asignado unos 28.000 agentes para ayudar a asegurar el área del centro de Washington donde se llevará a cabo el evento.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Voz de América

La versión original del artículo, o partes de él, ha sido extraída de Voz de América.

Voz de América libera sus contenidos bajo dominio público.

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame