Una corte australiana dicta que las mujeres pueden mentir sobre paternidad de los hijos

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Judicial
Judicial
Más noticias judiciales
El-Wikinews-logo.svg

11 de noviembre de 2006

Según un fallo de la Corte Suprema del estado australiano de Victoria, las mujeres no están obligadas a decir la verdad sobre la paternidad de sus hijos.

La sentencia se dictó como resultado de una apelación interpuesta por Liam Neil Magill, quien buscaba compensación por parte de su ex esposa por el dolor sufrido cuando, mediante pruebas de ADN, él comprobó que no era el padre de dos de sus tres hijos. Magill proporcionó apoyo económico a los hijos por 8 años después que la pareja se separó.

Inicialmente, en 2002, Magill había presentado la demanda ante un juzgado local de Victoria y este resolvió que Magill debía ser compensado por AU$70.000 (€41.800 o US$53.700) por concepto de daños y pérdidas económicas. La ex esposa de Magill interpuso una apelación ante la Corte Suprema del estado de Victoria y está revocó la sentencia del juzgado.

Según el alto tribunal, "La ley de familia declara la necesidad de preservar y proteger la institución del matrimonio", por lo tanto, "la imposición de una obligación legal para que se revele la infidelidad sería en las circunstancias prácticas de muchos casos contraria a esa ley"

La corte también dijo que la señora Magill engañó a su marido, "pero el engaño lastimoso fue en su infidelidad, no en su falla al no admitirlo".

El señor Magill presentó un recurso contra la decisión de la corte, pero éste fue rechazado.


Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame