Un abismo ideológico separa la opinión estadounidense de la europea con respecto a la guerra del Líbano

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

8 de agosto de 2006

8 de agosto de 2006

Las negociaciones entre Francia y Estados Unidos sobre la solución de la guerra en el Líbano estuvo a punto de fracasar debido a posiciones y formas bastante diferentes de ver el conflicto.

Estados Unidos, a través de su embajador en la ONU John Bolton, insistía en que una fuerza multinacional dirigida por Francia fuera desplegada en el Líbano antes de una declaración del cese al fuego. La exigencia estadounidense fue considerada como absurda por los franceses; la razón para esta demanda, según analistas políticos, es que los EUA esperan que la fuerza internacional se alinee con los israelíes para desarmar al Hezbolá.

Según un oficial de la CIA, el presidente George W. Bush y la secretaria de Estado Condoleezza Rice se sorprendieron de que los europeos no estuvieran de acuerdo con la posición estadounidense y se preguntaban “¿acaso no entienden que Hezbolá es una organización terrorista?"

El embajador Bolton en cierto momento se refirió la expresión utilizada por Donald RumsfeldVieja Europa” para decir que la iniciativa francesa de negociar el cese al fuego con una organización terrorista era una “forma vieja de pensar”. A esto respondió el embajador francés amenazando con suspender todas las conversaciones sobre el tema con los Estados Unidos.

En la mesa fue notorio que los franceses estaban resentidos por las intenciones de Estados Unidos de prolongar el conflicto a la espera que Israel destruyera a Hezbolá.

Testigos dijeron que un alegato se inició cuando Bolton dijo que no se podía comparar las muertes de libaneses con las muertes de israelíes y que, puesto que los libaneses protegían a Hezbolá, sus vidas ya estaban por lo tanto perdidas.

Los medios

El diario The Washington Post siguió una línea similar a la de la administración Bush, insinuando que los canadienses que murieron como resultado de los bombardeos israelíes eran "muertes menores" puesto que estos eran libaneses con pasaportes canadienses.

CNN repitió constantemente las frases del embajador israelí quien sostenía que esta guerra no era sólo para defender a Israel o traer libertad al Líbano sino para proteger la civilización. El embajador israelí también causó estupor en Europa cuando dijo que lo mismo que le sucede al Líbano podía pasarle a Europa por el aumento de la población musulmana.

Opinión pública

El resultado de una encuesta de The Los Angeles Times y Bloomberg indica que el 59% de los estadounidenses piensan que las acciones israelíes son justificadas.

En contraste, una encuesta en el Daily Telegraph de Gran Bretaña mostraba que sólo el 17% de los británicos creían que la respuesta israelí era proporcional y apropiada.

Por su parte, un sondeo del Forsa/Stern en Alemania encontró que el 75% de los alemanes creen que la respuesta israelí era desproporcionada y solo el 12% aprobó los ataques contra los palestinos o libaneses.

El senador republicano John McCain insinuó que Estados Unidos haría lo mismo si un misil fuera enviado desde el otro lado de la frontera con México. El gran apoyo por Israel en los Estados Unidos viene de los grupos evangélicos, quienes creen que los conflictos en el Medio Oriente son el cumplimiento de las profecías bíblicas.

Hace aproximadamente un mes el reverendo tele-evangelista John Hagee de Texas organizó una reunión en Washington con 3.500 miembros de “Cristianos unidos por Israel”, donde dijo que el ataque de Israel al Líbano era un “Milagro de Dios” y que un cese al fuego violaría la “política exterior de Dios” hacia los judíos. El reverendo evangélico dijo también que el movimiento sionista estaba basado en una interpretación literal del libro del Apocalipsis, el cual predice la batalla final entre el bien y el mal en Israel donde dos mil millones de personas morirán antes de la segunda venida de Cristo.

George W. Bush no asistió pero envió un mensaje de apoyo a sus seguidores por “extender la esperanza del amor de Dios y el don universal de la libertad”. El mensaje incluía la frase “Dios bendiga y apoye al pueblo de Israel y bendiga a los Estados Unidos”.


Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame
  • Compartir
  • Circle-icons-mail.svg
  • Facebook f logo (2019).svg
  • Twitter Logo.png
  • Compartir en LinkedIn
  • Digg icon.png
  • Newsvine.svg
  • Compartir en Reddit
  • Meneame favicon.png