Trump asegura que podría mandar hasta 15.000 soldados a la frontera para detener a los migrantes

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El presidente Trump en Maryland
Gage Skidmore · Wikimedia Commons
Bandera de Estados Unidos
Estados Unidos
Ubicación de Estados Unidos
Otras noticias de Estados Unidos
El-Wikinews-logo.svg

1 de noviembre de 2018

Estados Unidos — El presidente Donald Trump anunció el miércoles (31) que podría mandar hasta 15.000 soldados a la frontera con México, para detener la caravana de buscadores de asilo desarmados que escapan de la pobreza y la violencia en Centroamérica y se dirigen al norte. Hasta ahora, el Pentágono había movilizado a 5.000 efectivos para hacer frente a lo que el presidente considera una “invasión” de Estados Unidos. Trump incrementa así la ofensiva anti-inmigración en la que se ha volcado en la recta final de la campaña electoral. El anuncio se produce un día después de que lanzara un desafío constitucional para abolir, por vía unilateral, la ciudadanía por nacimiento para los hijos de indocumentados. El republicano recurre a la artillería para activar a sus bases en unas elecciones que marcarán la segunda mitad de su mandato.

"Los vamos a atrapar, los vamos a mantener encerrados hasta que se celebre la audiencia de asilo o deportación", afirmó en encuentro con periodistas en la Casa Blanca. "Los encerraremos durante mucho tiempo si es necesario. Estamos poniendo instalaciones temporales. Eventualmente, la gente ya no vendrá más cuando se den cuenta de que no pueden salir libres", agregó. Hasta ahora, las personas que solicitaban asilo en Estados Unidos eran liberadas bajo un amparo llamado parole, que les permitía permanecer en el país hasta tanto se celebrara el juicio sobre su situación migratoria.

Entre otras medidas, el mandatario también indicó que su gobierno negará el asilo a las personas que ingresan Estados Unidos fuera de los puertos legales de entrada. "Aquellos que elijan romper nuestras leyes e ingresar ilegalmente ya no podrán usar reclamos sin mérito para obtener la admisión automática en nuestro país", sostuvo. La Ley de Inmigración y Nacionalidad de EE.UU. establece que cualquier inmigrante que entre a ese país puede solicitar asilo, independientemente de si ingresó o no a través de un puerto designado de entrada.

Campaña difícil para Trump

El presidente fue recibido con protestas el martes en Pittsburgh, cuando acudió a rendir homenaje a las víctimas de la mayor matanza antisemita de la historia del país. La semana anterior, un seguidor suyo fue detenido acusado de un envío masivo de paquetes bomba a figuras que constituyen el blanco habitual de la ira del presidente. Trump acusó a la prensa crítica, como acostumbra, de tergiversar la realidad. A continuación, recurrió a la artillería pesada para impedir que ambos episodios, alarmantes reflejos de la crispación que domina el país, interfieran en su campaña. En cuanto pudo, desvió el guion hacia la inmigración.

El anuncio del mandatario tiene lugar en medio de un recrudecimiento de su discurso contra la inmigración de cara a las elecciones, y luego de que, desde mediados de octubre, caravanas con miles de personas de Centroamérica emprendiera marcha hacia Estados Unidos.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame