Proyecto de penalización del aborto causa reacciones entre abortistas y prohibicionistas en el Congreso de Colombia

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

29 de septiembre de 2011

Bogotá, Colombia — Líderes de grupos a favor de la interrupción del embarazo, que se reunieron en la Procuraduría General, mostraron su desacuerdo en la reforma del artículo 11 de la Constitución vigente, que cursa en el Congreso de la República que pretende nuevamente penalizar el aborto, en el cual se preve mayor protección de la vida, dejando sin efecto las excepciones hechas por la Corte Constitucional (por violación de la mujer, malformación fetal y riesgos en la salud materna).

A esto se suma las declaraciones del constitucionalista Carlos Gaviria Díaz, manifestando que el proyecto presentado por senadores del Partido Conservador (que cuenta con el apoyo popular) es motivado por razones moralistas:

Creo que la penalización de aborto se está defendiendo con argumentos netamente religiosos; son respetables pero para los creyentes. Deben pedir un espacio suficiente para poder vivir su vida moral plenamente sin ningún obstáculo, pero quienes no comparten sus creencias, puedan hacer otro tanto.

El conservatismo se ha inclinado más por las creencias religiosas del catolicismo pero hay que entender es que ésta es una sociedad pluralista, donde hay personas que pueden organizar su vida conforme a esos principios y se está haciendo política con el ese tema, invocando principios religiosos. Se trata de sacar adelante principios políticos.

El senador Roy Barreras (del Partido de la U, quien manifestó ponencia negativa) considera que la reforma necesita de modificaciones para no llevar consigo la penalización de otras prácticas reproductivas a fin de no incriminar mujeres inocentes:

Nadie quiere que una mujer aborte, cuando una mujer aborta está triste, para ella es un hecho de dolor, pero no quiere decir que legislemos alegremente y que pensemos en meter a la cárcel a una adolecente que ha sido víctima de una violación o que debemos meter a la cárcel a quien use una píldora anticonceptiva o por ejemplo las mujeres infértiles que acuden a tratamientos in vitro.

Con la actual redacción no sólo se prohíbe la interrupción del embarazo sino que la anticoncepción en Colombia se penaliza. Las mujeres infértiles no podrían volver a su ginecólogo a hacerse tratamiento de fecundación asistida porque esa manipulación del embrión también estaría violando la ley.

Se necesitan los argumentos de los gremios médicos, de los científicos, de los especialistas y de uno de los ponentes que hoy no pudo estar, de manera que todos los colombianos conozcan y voten lo que aquí se está prohibiendo.

Por su parte, el senador ponente de la iniciativa, Manuel Enríquez Rosero, defiende su causa respondiendo negativamente de que se penaliza tales prácticas:

No veo que tenga razón el senador Barreras en su afirmación y simplemente me he concentrado en que quede prohibido el aborto en sus tres excepciones. Ninguno de los seres humanos en el mundo tiene la autoridad para interrumpir la vida de alguien que está por nacer.

Pese a la división entre aquellos que están a favor y en contra del aborto, Colombia tiene en común con sus similiares latinoamericanos, casos de abortos ilegales calcualdos por Amnistía Internacional que superan a los de la Organización Mundial de la Salud, argumentando en su estudio de Embarazo no planeado y aborto inducido en Colombia: causas y consecuencias, que han llegado al 99% (400400 en 2008); pidiendo eso sí a todos los gobiernos de la región una despenalización total.

La Doctora Florangel Parodi, experta en sexología declara que este fenómeno:

Es realidad clandestina y un problema de salud pública, además de ser una de las causas de mayor mortalidad materna en el mundo. Tomar una postura ante una realidad creciente y clandestina, y que la despenalización del aborto se puede asumir con políticas públicas paralelas.

El aborto siempre va a ser un mal menor, y para muchas mujeres una elección que no quieren tomar, detrás del aborto hay un complejo que se sucede, de hecho las ricas abortan y las pobres mueren.

Al ser un tema delicado, la Comisión Primera del Senado ha decidido aplazar la discusión, tras una votación de 8 votos a 5. Posteriormente, para ser aprobado se necesitarán ocho debates (cuatro en cada corporación y cuatro en sesión conjunta del Congreso) en los cuales, los conservadores votarán en pro de la inicitiva mientras los liberales y el Polo Democrático Alternativo lo harán contrario a éste. Solo los partidos de la U y el de Integración Nacional (PIN) se muestran vacilantes y sus votos podrían ser decisivos para archivar o aprobar.



¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame