Los condenados a muerte por inyección letal en EEUU mueren paralizados y parcialmente conscientes

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Pena capital en el mundo. Convenciones: Azul: abolida para todos los delitos; Verde: abolida para delitos no cometidos en circunstancias especiales (como aquellos cometidos en tiempo de guerra); Anaranjado: abolida en la práctica; Rojo: Forma legal de castigo para ciertas ofensas.

16 de abril de 2005

Estados UnidosThe Lancet, publicación médica británica, recoge un artículo firmado por un grupo de médicos norteamericanos dirigidos por L.G. Koniaris, especialista en cirugía oncología y cuidados paliativos en la Miller School of Medicine de la Universidad de Florida, según el cual los análisis toxicológicos practicados luego su muerte a los condenados a inyección letal muestran que la concentración de anestésicos en su sangre en el momento de morir es inferior, en muchos casos, a la que se obtiene en los pacientes de intervenciones quirúrgicas.

Por otra parte, los condenados se encuentran bajo los efectos de paralizantes musculares, mientras que 19 estados de EE. UU. prohíben el uso de paralizantes musculares antes de sacrificar animales para evitarles un sufrimiento adicional.

Los autores de esta publicación concluyen que las condiciones en las que se ejecuta a los condenados a muerte en EE. UU. "no responden siquiera a los criterios requeridos por los veterinarios para sacrificar animales".

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame