Joven japonés esconde más de 400 postales de Año Nuevo en la nieve en lugar de entregarlas

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Materiales para crear postales de Año Nuevo japonesas

4 de enero de 2006

Un estudiante de secundaria de 18 años, quien trabajaba medio tiempo en la oficina del servicio postal japonés en la ciudad de Obanazawa, Yamagata, al noroeste del país, puede ser acusado ante un Fiscal de Distrito por violar las leyes postales.

Todo comenzó el pasado 1 de enero, cuando decenas de habitantes de la localidad se quejaron ante la oficina postal de Obanazawa por no haber recibido sus tradicionales y habituales postales de Año Nuevo (o nengajō, 年賀状, en japonés). Este miércoles (4), el servicio postal tuvo que disculparse ante los ciudadanos y los medios luego de descubrir que el muchacho había ocultado en la nieve más de 600 documentos postales, entre los cuales figuraban 429 postales de año nuevo, y que no fueron entregados a sus destinatarios.

El joven había obtenido el trabajo de medio tiempo para realizar la entrega de las postales, que es una costumbre tradicional de los japoneses y para la cual el servicio postal acostumbra contratar trabajadores de medio tiempo, en su mayoría jóvenes estudiantes de colegio. En lugar de entregar las cartas y las postales a cerca de los 200 hogares que le correspondían, el muchacho decidió esconderlas en la nieve, después de haber considerado ocultarlas en su casa o llevarlas a un sitio deshabitado. "Como eran demasiadas y me parecía un trabajo que cansaba, las escondí", declaró ante sus jefes. Los papeles, cartas y postales sufrieron bastantes daños, pues muchos de ellos eran manuscritos.

La oficina postal de Obanazawa sancionó disciplinariamente al joven, lo despidió y planea presentar cargos contra él ante la Oficina del Fiscal de Distrito de la región.


Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame