Francia entra en un nuevo confinamiento nacional para contener el avance de la segunda ola de la pandemia de COVID-19

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

28 de octubre de 2020

28 de octubre de 2020

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció este miércoles (28 de octubre) un nuevo confinamiento nacional a partir del próximo viernes para frenar la segunda ola de contagios del coronavirus.
Jérémy Barande

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció este miércoles (28 de octubre) un nuevo confinamiento nacional a partir del próximo viernes para frenar la segunda ola de contagios del coronavirus, en el marco de la pandemia de COVID-19. Se trata de una medida menos estricta que la tomada en primavera, pues según aclaró el mandatario «las escuelas seguirán abiertas, el trabajo podrá continuar y se podrán visitar las residencias». Las salidas de casa quedan limitadas, sin embargo, para trabajar, recibir tratamiento o urgencias. Se prohíben las reuniones, la movilidad entre regiones (excepto para volver de vacaciones) y se cierran todos los bares, restaurantes y negocios no esenciales.

«Todos estamos sorprendidos por el avance del virus en Europa», indicó Macron, que detalló que el «virus circula en Francia a una velocidad que ni las peores previsiones imaginaron». El presidente ha advertido que la segunda ola de la pandemia será más mortifera y dura que la primera. La decisión llegó de después de una reunión urgente con el gabinete y consultas con líderes parlamentarios y sociales.

«Si no conseguimos frenar los contagios no podremos atender a otros pacientes como víctimas de accidentes de tráfico pronto», advirtió sobre el posible colapso sanitario. Macron afirmó que las medidas buscan proteger a los adultos mayores, a los jóvenes, a los trabajadores de la salud, a los vulnerables y a la economía nacional. Pese a permitirse las salidas al trabajo, el mandatario ha pedido que se opte por el teletrabajo y que se eviten los movimientos y reuniones innecesarias.

El país europeo enfrentó entre marzo y mayo un primer confinamiento nacional que dejó en sus hogares a 67 millones de franceses. «Para nosotros, nada es más importante que la vida humana», señaló Macron. De igual manera, su país vecino, Alemania, ha optado también por tomar medidas más drásticas, como el cierre por un mes de restaurantes, gimnasios y lugares de ocio, al tiempo que la canciller, Angela Merkel, ha pedido evitar los desplazamientos innecesarios.

OOjs UI icon newspaper-ltr-progressive.svg
Comentar
¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes[editar]

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame
  • Compartir
  • Circle-icons-mail.svg
  • Facebook f logo (2019).svg
  • Twitter Logo.png
  • Compartir en LinkedIn
  • Digg icon.png
  • Newsvine.svg
  • Meneame favicon.png