FC Barcelona logra un milagro al derrotar 6-1 al PSG en la Liga de Campeones

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Fútbol
Fútbol
Más sobre fútbol
El-Wikinews-logo.svg


8 de marzo de 2017

Barcelona, España — El Fútbol Club Barcelona (FCB) logró un importante triunfo contra el Paris Saint Germain (PSG) de Francia, en la revancha de los octavos de final de la Liga de Campeones de la UEFA 2016-17. El cuadro catalán derrotó 6-1 al equipo parisino, el cual venía confiado por la victoria conseguida en casa de 4-0.

Los españoles salían al terreno del Estadio Camp Nou con la misión de obtener al menos un 4-0 para forzar un alargue, una cuestión que ningún equipo había logrado en las rondas finales del torneo, por lo cual la gesta se tornó casi milagrosa para todos los fanáticos y especialistas deportivos que centraron sus miradas en la ciudad española.

Nada más al comenzar el partido, y con la disposición al ataque, el equipo dirigido técnicamente por Luis Enrique logró el primer gol a los 3 minutos de partido tras un error de la zaga del PSG que dejó una pelota en el área chica, donde Luis Suárez (FCB) empujó el balón con su cabeza, y a pesar del esfuerzo de los defensas, convirtió la primera diana del encuentro.

A medida que avanzaba el primer tiempo, el encuentro se volvió algo friccionado entre ambos equipos, con un PSG que se mostró dócil, a la espera del rival y que estaba jugando con la desesperación culé de conseguir al menos 3 goles para aspirar a algo más. Sin embargo, y cuando se veía un 1-0 al final del primer tiempo, otra vez la zaga del PSG dejó un balón en el área chica, y en un fallido despeje, Kurazawa (PSG) anotó un gol en su propia meta, dejando el partido más cerrado tras el pitazo de medio tiempo.

A los 49 minutos, Neymar Jr. (FCB) fue derribado en el área del PSG, lo cual fue sancionado con un penal a favor del Barcelona. Lionel Messi (FCB) se encargó de ejecutar el penal, y a pesar que el portero Trapp (PSG) se lanzó al lado correcto, el chute de Messi fue potente y preciso. Era el 3-0 y los catalanes estaban a un gol de tener una esperanza para seguir peleando la serie ante un PSG que buscaba respuestas en el campo de fútbol pero no existían.

Sin embargo, un rayo de ilusión para el PSG se asomó cuando Edinson Cavani (PSG) marcó ante la resistencia de Ter Stegen (FCB), tras aprovechar un centro, y posterior rebote, que le quedó al delantero uruguayo. El gol dejó silente al estadio con los más de 90 mil fanáticos. Con este gol, el Barcelona necesitaba ganar 6-1, ya que el 5-1 daba la victoria al PSG por el gol de visita que acababa de marcar.

Con este escenario, y con las pocas chances que tenía el Barcelona, el PSG se dedicó a friccionar lo más posible el partido para evitar el avance blaugrana con el fin de estrechar las cifras, pero aún quedaba partido por delante, cuestión que el Barcelona no desaprovechó, y mediante un tiro libre a los 88 minutos, Neymar Jr. logró dejar la serie 4-1, a falta de 1 minuto para el final más el tiempo adicional.

En la reanudación, un contragolpe del Barcelona donde Suárez quedaba solo ante Trapp, fue derribado y el juez del partido marcó penal a favor del equipo local. El encargado de convertirlo en gol fue Neymar Jr., dejando el encuentro 5-1, y quedando aún el tiempo de recuperación por jugar.

En el minuto 94, a uno del final, tras un centro de Neymar Jr., Sergi Roberto (FCB) se visitó de héroe de la jornada, ya que mediante una barrida y zapatazo logró marcar el 6-1 definitivo, impensado tras el gol de Cavani. El Camp Nou se volvió una fiesta, los jugadores y equipo técnico del Barcelona saltaron al terreno de juego a celebrar esta diana como si fuese la final de la Copa y es el gol de la victoria, pero no fue así, fue mucho más. demostrar que el equipo puede sobreponerse a la adversidad.

Reacciones

Tras el final del encuentro, los medios españoles ya comenzaban a publicar en sus portales las consignas de "Remontada histórica", "¡Los milagros existen!" y "Sois leyenda", mientras que los tabloides franceses titulaban "Incalificable", "Un naufragio histórico".

A pesar que durante el juego existieron diversas incidencias relacionadas con el arbitraje -el penal cobrado a favor de Suárez no existió-, la crítica deportiva francesa ataca severamente la actitud del PSG, debido a que fue un equipo sin ambición ni protagonismo para mantener atado a los jugadores del cuadro español.

Ahora, el Fútbol Club Barcelona deberá esperar el sorteo de emparejamiento de cuartos de final, donde ya se encuentran clasificado el Bayern de Múnich (derrotó al Arsenal FC), Real Madrid (derrotó al Napoles), Borussia Dortmund (derrotó al Benfica), y al ganador de la serie entre Leicester City contra Sevilla FC, y Juventus contra Porto.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame