Ex gobernador del Banco de España, crítico con las instituciones financieras mundiales

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

19 de octubre de 2008

Madrid, España — El ex gobernador del Banco de España entre 1992 y 2001, Luis Ángel Rojo, señala en una entrevista al diario El País que ya en 2006 se tenían indicios de la posibilidad de una crisis financiera de la envergadura de la actual, pero las autoridades internacionales no actuaron "con demasiado rigor. Ha sido muy perturbador."

Luis Ángel Rojo señala el origen en Estados Unidos, del que dice "adoptó una política a mi juicio equivocada. Les ha pasado lo que les tenía que pasar, se ha reventado la burbuja porque se tenía que reventar inevitablemente" y califica los análisis del que dirigiera la Reserva Federal de Estados Unidos, Alan Greenspan, de poco afortunados, señalando que "su política era absurda. Yo me he pasado bastantes años diciendo que la política del señor Greenspan no me gustaba y todo el mundo me miraba."

Respecto a otras instituciones financieras, Rojo señala que las decisiones de Dominique Strauss-Kahn, presidente del Fondo Monetario Internacional (FMI), "en los últimos 10 días ha sido como para que se dedique a otra cosa".

Cuando se están hundiendo los bancos, el FMI no puede entrar en el escenario y decir que la situación es terrible, que los bancos se van a hundir. No me fastidie, ¿usted qué ha hecho? ¿ha hecho una política sensata de suavizar las cosas y mejorar a los bancos? No. Entonces, ¡cállese, por Dios! Ni Greenspan, ni el FMI, ni el BCE [Banco central Europeo] me parece que han funcionado bien.

Sobre la política de nacionalizaciones, las considera necesarias en este momento, pero afirma que "no le gustan nada" y considera imprescindible una reformulación del Banco Central Europeo: "estoy de acuerdo en que tiene que adoptar una política antiinflacionista; pero no por eso ponerla delante de todo cuando hay otras cosas que están funcionando mal. Luego pasa lo que pasa."

Respecto a España considera que las medidas se han tomado más a tiempo, pero "en conjunto se ha producido un retraso muy considerable". Para Ángel Rojo el tiempo que dure la crisis en España será mayor, por el impacto añadido de la burbuja inmobiliaria. "Las medidas funcionarán, aunque tardarán porque lo de la construcción es algo tremendo. Lo que ha sido eso es un disparate".

A su juicio el sistema financiero español adoptó medidas correctas en el pasado para evitar las quiebras que se suceden en otros países, siendo más cautelosos, y ve claro que en el futuro inmediato se produciran fusiones bancarias y de cajas de ahorro.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame