España tiene nuevo rey, Felipe VI

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bandera de España
España
Ubicación de España
Otras noticias de España
Wikinoticias España.svg
Felipe de Borbon y Grecia (2001)
Mikel/Wikimedia Commons

19 de junio de 2014
Felipe de Borbón y Grecia fue proclamado rey de España esta mañana. El evento tuvo lugar hoy por la mañana cuando las Cortes Generales del país le tomaron juramento y fue proclamado como el rey Felipe VI. En ese momento entró en vigencia la Ley 3/2014 por la cual el rey Juan Carlos I abdica en favor de su hijo que el mismo había sancionado días atrás.

Entre los actos protocolares de esta asunción está la imposición del fajín de Capitán General de las Fuerzas Armadas españolas que le fue impuesto por su padre, el rey saliente, a las 9:30 de la mañana y estando presentes el Ministro de Defensa y varios miembros de las Fuerzas Armadas españolas. Se hizo público en ese momento el guión del nuevo rey ondeando en el Palacio de la Zarzuela. Es de color damasco carmesí a diferencia del azul de su padre.

A continuación el rey y su esposa, la ahora Reina Letizia y sus hijas, la princesa de Asturias, Leonor y la infanta Sofía se trasladaron en auto desde la Zarzuela hasta el Palacio de las Cortes transitando la Carrera de San Jerónimo. Fueron recibidos por el Presidente del Gobierno y con honores militares mientras sonaban los acordes de la Marcha Real. El nuevo rey pasó revista a las tropas.

El Presidente del Congreso de los Diputados y el del Senado los esperaban en la fachada principal. Dado lo especial y solemne de la ocasión de abrió la Puerta de los Leones por donde hizo entrada el séquito que encabezaban los maceros de las Cortes. Una vez adentro los reyes saludaron a los Presidentes del Tribunal Constitucional, del Consejo General del Poder Judicial, de los miembros de las mesas de las cámaras legislativas y del Gobierno.

Posteriormente entraron en el recinto en forma de hemiciclo donde estaban los diputados y senadores miembros de las Cortes Generales y miembros del Gobierno, además de expresidentes del Gobierno y de Comunidades Autónomas y otras autoridades y además familiares de los nuevos reyes.

El Presidente del Congreso de los Diputados ubicado en una tarima especialmente armada para la ocasión y dotada de una corona y un cetro real abrió la cesión agradeciendo a los reyes salientes, Juan Carlos y Sofía y aludiendo a la consolidación de la democracia parlamentaria en las últimas cuatro décadas y dio su apoyo a la gestión de los reyes entrantes. Finalmente Felipe juró, se proclamó al nuevo rey y se interpretó la Marcha Real.

Juro desempeñar fielmente mis funciones, guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes y respetar los derechos de los ciudadanos y de las comunidades autónomas.

— Felipe VI

Otro acto protocolar fue el discurso ante los miembros de las dos cámaras legislativas donde destacó la entrega de sus padres durante los 38 años de reinado. Expresó su fidelidad a la Carta Magna española, y resaltó los valores en los que descansa la convivencia democrática. Y resaltó que con su proclamación se iniciaba el reinado de un rey constitucional, y que la Corona ha de sostener una función integradora con los diferentes posicionamientos ideológicos.

Se mostró partidario de que la Corona tenga que buscar la proximidad con los ciudadanos. Que debían mantener una conducta íntegra y honesta, que iba a mostrar una monarquía renovada en unos tiempos nuevos siendo un punto encuentro de la cohesión nacional. Durante su discurso recordó a las víctimas del terrorismo.

Felipe VI declaró que hay que proteger a las familias más vulnerables y que la obtención de puestos de trabajo tiene que ser una prioridad de Estado, haciendo hincapié en la situación actual de su país. Además se refirió a las distintas lenguas de España que forman un patrimonio común y se expresó de mirar al futuro preservando los principios de convivencia, con la voluntad de un país en donde no se rompan los puentes del entendimiento. Expresó su voluntad de que los ciudadanos recuperen la confianza hacia las instituciones y también se refirió a la promoción de la innovación y de la investigación científica. Finalizó el discurso dando las gracias en castellano, catalán, euskera y gallego.

Para este acto de coronación se desplegó un dispositivo especial de seguridad, incluyendo la prohibición de toda manifestación de índole republicana y cualquier exhibición de banderas republicanas en el área que los soberanos iban a recorrer. A pesar de las medidas 500 personas manifestaron en Madrid con un resultado de tres detenidos. Se desplegaron 7000 agentes, incluyendo miembros de la Guardia Civil, policías nacioales y municipales, efectivos de de unidades antiterroristas y francotiradores. El espacio aéreo fue cerrado, se restringió el acceso a aéreas críticas e incluso hubo control cibernético especialmente en las redes sociales.

El recorrido fue hecho en un Rolls Royce antiguo, permaneciendo el rey de pie. El trayecto fue por el Paseo del Prado, la calle de Alcalá, la Gran Vía, la Plaza de España y la Plaza de Oriente, calles adornadas con flores y banderas.

Los medios no se ponen de acuerdo con la convocatoria, unos hablan de una gran concurrencia de gente y otros destacan la ausencia o falta de interés en el acto.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!
Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame

Fuentes