El Senado brasileño discute acerca de la corrupción en el gobierno de Lula

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Brasilia, Brasil
9 de junio de 2005

9 de junio de 2005
Brasilia, Brasil
La principal discusión en el Senado Federal brasileño este martes fueron las denuncias de corrupción durante el gobierno del Presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

La Senadora Heloísa Helena, del partido de izquierda y de oposición PSOL, dijo que siente tristeza al ver al gobierno del Partido de los Trabajadores (PT) usar el "mismo mostrador de negocios condenados por ellos mismos durante el gobierno de Fernando Henrique". Agregó que "siente ganas de reír" a causa del cambio de actitud del gobierno y del PT en lo que concierne a la Comisión Parlamentaria de Interrogatorio (CPI) de los Correos. La senadora calificó la actitud de los senadores del PT de "oportunista" y dijo que "ellos no tienen autoridad moral una vez que la semana pasada decían que no se podía crear la CPI, pero ahora la apoyan". Ella llamó "farsa" a las reformas que el gobierno propone para acabar con la corrupción. La senadora defendió la creación de la CPI por el asunto de la mensualidad ("mensalão") para depurar la denuncia de compraventa de votos de diputados por el gobierno y la quiebra del sigilo fiscal, bancario y telefónico por parte de todos los diputados y senadores.

El senador Tasso Jereissati dijo que la "plaga de la corrupción está sistematizada" dentro del gobierno y que, a pesar de siempre haber sido adversario del PT, "no esperaba tener una decepción tan profunda". El senador dijo que el gobierno evitaría la realización de cualquier investigación sobre las denuncias de corrupción, aún las de pequeña importancia.

Por su parte, el senador Antonio Carlos Magalhães (PFL) preguntó: ¿Por qué Lula fue avisado sobre el "mensalão" [soborno mensual pagado a los diputados] y no tomó providencias? El diputado Asesto Teixeira y el gobernador Marconi Perillo también le avisaron al presidente y él continuó sin hacer nada? Después de acordar la intervención del Senador Marcelo Crivella, quien dijo que Lula no tenía la culpa, Antonio Carlos Magalhães preguntó: Sin embargo, ¿quién comenzó todo? ¿Será que esos nombramientos cayeron del cielo? ¿El presidente no suscribió nada? En dos años y medio de gobierno, no vio nada de errado?

El senador Demostenes Torres (PFL) hizo más una de vez un duro discurso contra el gobierno. Llegó a decir que el problema sólo será resuelto si el vicepresidente José Alencar asume la presidencia. Leyó documentos antiguos del PT que incluían sugerencias para combatir la corrupción y comparó el contenido de los documentos con la situación vigente. También avisó que enviará un requerimiento a la Comisión de Servicios de Infraestructura para convocar al secretario de Comunicación y Gestión Estratégica, Luiz Gushiken (PT), para que aclare una denuncia publicada el martes en el periódico O Estado de São Paulo. Gushiken es acusado por el periódico de crear falsas compañías transportadoras de gas natural para la subsidiaria de la Petrobras, Gaspetro, y colocar apadrinados políticos suyos en la dirección de esas empresas.

Eduardo Suplicy, del PT, dijo que el tesorero de su partido, Delúbio Soares, acusado de pagar propinas a los diputados, debe ser alejado del cargo mientras perduren las investigaciones de las denuncias del diputado Roberto Jefferson. Agregó que "la mejor persona para esclarecer eso, en nombre del partido y del presidente Lula, es el señor Delúbio."

El senador Efraim Morais (PFL) dijo que "el gobierno federal traicionó la confianza de sus electores. El PT se eligió vendiendo la victoria de la esperanza sobre el miedo, pero viene frustrando las expectativas que creó". Efraim añadió: Digamos que el gobierno del presidente Lula sea fundamentalmente honesto, y que la corrupción ocurre por los márgenes. Ahora, si en tan poco tiempo fue posible montar esos esquemas sin que el gobierno se diera cuenta de eso, entonces estamos ante una incompetencia sin par. Pero, si supusiéramos que el gobierno del PT no es honesto, entonces estamos delante de un cuadro cuya gravedad no oso caracterizar.

Algunos senadores del PT defendieron al gobierno. Uno de los mayores defensores fue Aloízio Mercadante, quien acusó al gobierno del estado de São Paulo, del gobernador Geraldo Alckmin del PSDB, de algunas irregularidades. Las acusaciones fueron después desmentidas por los senadores del PSDB que siguieron criticando al PT por el hecho de "estar livianamente acusando aquellos que están buscando ayudar", dentro de un cuadro político grave, buscando castigas solamente a los responsables.

Algunos senadores del PT dijeron que la creciente discusión sobre la corrupción en los periódicos y las capturas hechas por la Policía Federal muestran que el país ha evolucionado. El senador Paulo Paim elogió la actitud del partido de apoyar la realización de la CPI y dijo que las investigaciones deben ocurrir "le duelan a quien le duelan".

Ver también

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame
  • Compartir
  • Circle-icons-mail.svg
  • Facebook f logo (2019).svg
  • Twitter Logo.png
  • Compartir en LinkedIn
  • Digg icon.png
  • Newsvine.svg
  • Compartir en Reddit
  • Meneame favicon.png