Cumbre G-20: España, por la economía real y un plan de estímulo coordinado

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El presidente de Estados Unidos, George W. Bush y Zapatero a la llegada a la Casa Blanca.

15 de noviembre de 2008

Washington, Estados Unidos — El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, se comprometió, durante la cena con la que comenzó la cumbre del G-20 en Washington, a estudiar un plan de estímulos fiscales coordinado con otros países desarrollados para reactivar la demanda y la actividad económica.

Fuentes de la delegación española informaron del desarrollo de la cena ofrecida por el presidente estadounidense, George W. Bush, en la Casa Blanca. Zapatero intervino ante los jefes de Estado y de Gobierno del G-20 para reclamar medidas destinadas a la "economía real", una vez adoptadas iniciativas coordinadas para ayudar a la "economía financiera".

En este contexto, destacó la necesidad de estimular la demanda y estuvo de acuerdo en estudiar la posibilidad de "un plan de estímulo financiero a nivel mundial", una de las iniciativas puesta hoy sobre la mesa por varios de los dirigentes del G-20, en especial por el primer ministro británico, Gordon Brown.

Zapatero consideró que los últimos veinte años han sido los mejores de la economía mundial, tanto por el crecimiento económico experimentado, como por el nivel de ahorro, y estimó que la crisis del sistema financiero ha derivado en un "estancamiento total".

Según la agenda del presidente español, éste tratará a lo largo de la jornada de hoy cinco temas. Por un lado, la transparencia: más y mejor información a los inversiones sobre los riesgos de sus operaciones.

En segundo lugar, la transparencia: creación de mecanismos para combatir la opacidad de los mercados no organizados, donde se han movido las hipotecas subprime de Estados Unidos. Tercero: obligar a las entidades a de crédito a guardar parte de sus beneficios para tener reservas de seguridad que les permitan afrontar situaciones adversas.

Cuarto, considerar el endeudamiento de familias y empresas para fijar los límites de ciertas operaciones. Y quinto, un cambio de cultura, lo que quiere decir retribuciones "razonables" para los directivos e implantación de principios de buena gestión en las direcciones y Consejos de Administración.

En lo anecdótico, se trata del primer encuentro en la Casa Blanca entre Bush y Zapatero, depués de que durante cuatro años el presidente estadounidense no invitara al mandatario español por haber retirado éste las tropas de Iraq al acceder a la presidencia del gobierno en 2004.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame