Científicos argentinos recuperan un componente clave para la lucha contra el Mal de Chagas

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

12 de mayo de 2015

Universidad de Buenos Aires (UBA)

Un grupo de investigadores de la Universidad de Buenos Aires (UBA), se propuso avanzar en un tratamiento para pacientes crónicos de la Enfermedad de Chagas, pero al buscar alternativas a los remedios existentes comprobaron que necesitaban de una droga farmacológica que ya no existía en el mercado: una empresa multinacional había dejado de fabricar el componente medicinal denominado Nifurtimox, porque ya no era rentable. Fue así como los científicos del Laboratorio de Nanofarmacología de la UBA junto a la empresa Emesta presentaron el proyecto de investigación para encontrar ellos mismos la composición que les faltaba, y su proyecto fue aprobado en 2012. A fines de abril de 2015, la droga fue presentada en sociedad.

Comenzada la búsqueda para recuperar un componente clave para el tratamiento del Mal De Chagas, les aparecería otra traba con la que los investigadores tuvieron que lidiar. El director del laboratorio universitario, Pedro Cazes Camarero expresó al diario Página/12: “la patente alemana de Bayer contenía ‘confusores’, esto es, información poco clara, difícil de reproducir en la práctica, incorporada adrede por los autores. Ello provocó la inversión de mucho tiempo en procedimientos de ensayo y error”.

Trypanosoma cruzi crithidia, protozoario causante del Mal de Chagas.

Sin embargo a fines del año 2014 el grupo de investigadores de la UBA logró encontrar el componente buscado y luego de pasar por el Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Ciudad de Buenos Aires, someterse al análisis de competitividad con la droga original y lograr un 99,9% de coincidencia con las muestras de Nifurtimox, el mismo ya está disponible para producirse masivamente.

La tarea de producción masiva del medicamento estará a cargo de un laboratorio público o privado pero no de la cátedra de Farmacología de la Universidad. El director del laboratorio que desarrolló la investigación sentenció al diario Página/12 que lo que les indignaba era que por una decisión financiera se quedarán sin remedios los países latinoamericanos. Finalmente el 24 de abril de 2015 el grupo de científicos presentó la droga en la Facultad de Medicina de la UBA.

Triatoma infestans (insecto transmisor del Mal de Chagas) picando.

¿A quienes va destinada la medicina recuperada?

El medicamento que el grupo de investigadores argentinos logró sintetizar se destinará a niños de hasta 14 años y a personas mayores con la enfermedad en fase aguda. El grupo de la UBA trabaja también un proyecto para obtener el Nifurtimox en la forma “nanométrica” con el fin de aliviar a las personas adultas que padecen de forma crónica la enfermedad.

Información sobre la droga original

En el año 1964 el laboratorio alemán Bayer desarrolló el componente Nifurtimox, pero la misma empresa fue la que vendió la patente y decidió dejar de producirlo porque ya no le era rentable. A mediados de la década del 2000 el laboratorio realizó la última venta, por poco tiempo más se vendieron los stocks existentes hasta que se acabaron.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame