Corea del Norte detona exitosamente su primera bomba nuclear

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Saltar a: navegación, buscar
Localización del sismo aparentemente causado por la explosión.
United States Geological Survey

9 de octubre de 2006

Corea del Norte llevó a cabo su primera prueba nuclear subterránea este lunes (9), en desafío a las advertencias hechas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) y a pesar de la amenaza de sanciones económicas.

La prueba se llevó a cabo en un túnel horizontal cavado en una montaña de la zona noroeste del país. Científicos surcoreanos confirmaron la realización de la explosión, que produjo ondas sísmicas de una magnitud de 3,6 grados en la escala de Richter (4,2 según el United States Geological Survey de EUA), lo cual equivale a una explosión de 800 toneladas de dinamita y demuestra que la explosión es más pequeña de lo anticipado. Las ondas detectadas tienen las características de una explosión artificial. La bomba que destruyó la ciudad japonesa de Hiroshima en 1945, a modo de comparación, tenía el equivalente de 12.500 toneladas de dinamita.

Según el informe oficial de Corea del Norte, las pruebas fueron exitosas y no hubo escape de radiación. Según el jefe de inteligencia de Corea del Sur, es posible que Corea del Norte lleve a cabo otra prueba similar.

Pyongyang justificó la prueba como una reacción de defensa ante las sanciones económicas y la amenaza de una guerra hecha por los Estados Unidos.

Corea del Sur puso sus tropas en estado de alerta después del anuncio, el que sucedió pocos minutos antes de que el nuevo primer ministro japonés Shinzō Abe llegara a Seúl para una visita oficial.

Según reportes, el Presidente de China, Hu Jintao, fue informado con 20 minutos de anticipación de la ejecución de la prueba. Eso sucedió cuando el mandatario chino se reunía con el primer ministro japonés. Hu inmediatamente advirtió a Tokio, Seúl y Washington.

La Casa Blanca, a través de la Secretaria de Estado Condoleezza Rice, había calificado el anuncio previo como un acto "provocador" y dijo que esperaba que el CSNU tomara medidas inmediatas.

El presidente estadounidense George W. Bush calificó la prueba como "una amenaza a la paz y a la seguridad" e hizo un llamado por una respuesta del Consejo de Seguridad. "Una vez que Corea del Norte ha desafiado la voluntad de la comunidad internacional, la comunidad internacional responderá", advirtió en declaraciones públicas emitidas desde la Casa Blanca.

En Irán, la prensa culpó a Estados Unidos por las pruebas acusando a Washington de ejercer presión para empobrecer y humillar al país asiático. Según la radio iraní, los Estados Unidos nunca levantaron las sanciones económicas y encima aumentaron la presión diplomática, obligando según ellos a Corea del Norte a llevar a cabo las pruebas.

El presidente de China Hu Jintao condenó la pruebas pero advirtió telefónicamente a Bush que cualquier acción contra Corea del Norte podría agravar la situación.

El evento ha sido calificado por la televisión norcoreana como "hecho histórico que ha traído felicidad a nuestros militares y a nuestro pueblo", añadiendo que las pruebas traerán paz y estabilidad a la región y eran un gran salto adelante en la construcción de una nación grande, próspera y poderosa.

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Menéame Compartir en Facebook Compartir en Twitter Digg Compartir en Google+ Añadir a Delicious Añadir a Fresqui Añadir a Newsvine Compartir en Reddit