Controversia por reclusión de jefe paramilitar en Colombia

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Saltar a: navegación, buscar
Bandera de Colombia
Colombia
Ubicación de Colombia
Otras noticias de Colombia
Wikinoticias Colombia.svg

14 de junio de 2005

Bogotá, Colombia — La reclusión de Diego Fernando Murillo, alias Don Berna, uno de los principales jefes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), ha desatado una fuerte controversia en el país, pues en lugar de estar en una cárcel, Murillo se halla en una finca de la localidad de Piedras de Valencia, Córdoba, al noroeste del país. La Fiscalía General de la Nación ha encontrado méritos suficientes para procesarlo por el asesinato de un diputado.

El alto comisionado de paz, Luis Camilo Restrepo, explicó en un comunicado que las autoridades habrán de "mantener al señor Murillo Bejarano, en su condición de desmovilizado, en el lugar definido por el Gobierno desde el 31 de mayo, bajo vigilancia de la fuerza pública. El señor Murillo Bejarano continuará a disposición de la justicia. Para consolidar el proceso de paz que se adelanta con las autodefensas, el Gobierno considera conveniente mantener la condición de desmovilizado del señor Murillo Bejarano, a fin de hacer efectivo su compromiso de desactivar la totalidad de las estructuras que operan bajo su mando". Murillo asistirá este miércoles a la desmovilización de 425 paramilitares del frente Héroes de Tolová, acto que se realizará en la vereda La Rusia Ocho, del municipio de Valencia, Córdoba.

Don Berna, número 3 de las AUC y quien hace parte del proceso de paz entre ese movimiento armado y el gobierno de Colombia, estuvo prófugo de la justicia durante algunos días el pasado mes de mayo, luego de escapar de la zona de Santa Fe de Ralito, Córdoba, cuando se ordenó su captura debido a la muerte de un diputado. Cuatro días después, Murillo se entregó al director de la Policía Nacional, Jorge Daniel Castro, cerca de Santa Fe de Ralito, después de que Luis Carlos Restrepo, alto comisionado de paz, negociara con los demás jefes paramilitares que participan del mencionado proceso de desmovilización.

Iván Roberto Duque, alias Ernesto Báez, vocero de las AUC, había pedido el retiro de la orden de captura contra Murillo: "Él (Murillo) está dispuesto a responder a la justicia sólo dentro de las garantías que le ofrecen a un negociador de las AUC. Pedimos que la orden de captura sea suspendida pues no se trata de un ciudadano común y corriente, sino de un negociador de paz". No obstante, el 28 de mayo, Don Berna se rindió.

Días más tarde, se conoció que Don Berna no sería llevado a prisión, sino puesto bajo custodia de las autoridades en una finca al norte del país. El anuncio, hecho por el propio presidente Álvaro Uribe Vélez, desató fuertes críticas al proceso de paz. Uribe, por su parte, defendió el acuerdo:

"Mis detractores no me tienen que recordar a mí lecciones de transparencia. Aquí tenemos dos cositas que se llaman 'amor a Colombia' y 'una manera transparente y firme de proceder' (...) ¿Captan mi mensaje?, ¿saben a qué me refiero?. Que se olviden (los críticos) que ese sitio va ser una segunda Catedral. Ese sitio tendrá el control total de la fuerza publica, y del Inpec [Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario], y estará abierto desde el principio a la vigilancia nacional e internacional"

La Catedral fue el sitio de reclusión donde el hoy extinto capo de la droga Pablo Escobar disfrutó de trato especial luego de haber negociado su rendición al gobierno del entonces presidente César Gaviria Trujillo, a comienzos de los 90.

El 9 de junio, un fiscal estadounidense solicitó la extradición de Don Berna, quien debería responder por cargos de conspiración para introducir toneladas de cocaína a ese país. Meses antes, los estadounidenses habían solicitado también al entonces número 2 de las AUC, Salvatore Mancuso. Sin embargo, debido a las salvaguardas de que disfrutan los comandantes de dicho movimiento armado ilegal por encontrarse en negociaciones con el gobierno, Uribe no ha extraditado a ningún jefe de las AUC. Don Berna colaboró en el operativo policial que terminó con la muerte de Pablo Escobar en diciembre de 1993.

Tanto el proceso de paz con los 'paras' como la ley de "justicia y paz", que debe reglamentar la desmovilización de los miembros de las AUC y que se debate en el Congreso de la República, han suscitado fuertes cuestionamientos de organizaciones humanitarias y de los opositores de Uribe. Desde antes de comenzar su mandato, el presidente colombiano ha sido vinculado en repetidas ocasiones con las AUC.


Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Menéame Compartir en Facebook Compartir en Twitter Digg Compartir en Google+ Añadir a Delicious Añadir a Fresqui Añadir a Newsvine Compartir en Reddit